El récord anterior databa de 2017

Desde el inicio de la Serie de Campeonato de la Liga en 1969, el porcentaje más alto de carreras de postemporada que produjeron los jonrones había sido del 50.9% en 2017. El porcentaje se elevó por encima del doble de ese año cuando los tamaños de muestra eran mucho más pequeños: en 1956, cuando 31 de 58 carreras (53.4%) se anotaron con 15 jonrones, y en 1957, cuando 25 de 48 carreras (52%) se marcaron con 15 jonrones.

No es solo la postemporada. Los jonrones han representado más del 40% de las carreras en cada una de las últimas cinco temporadas, con el 43.7% de 2020 en segundo lugar, detrás del récord de 45.2% en 2019, según Elias. Hasta 2015, nunca se había alcanzado el 38% de las carreras por jonrones.

A medida que la postemporada se alarga, más lanzadores parecen perder ubicaciones en la zona del strike, en situaciones de alta presión.

“Nos damos cuenta del lado de los lanzadores, ambos equipos están al final de su cuerda cuando se trata de la temporada, cuando se trata de situaciones de alta presión, la intensidad de sus entradas y sus errores están recibiendo grandes batazos a cambio”, dijo el entonces dirigente de Houston, AJ Hinch, luego de la victoria de su equipo por 13-12 sobre los Dodgers en la Serie Mundial de 2017. “El volumen es sin duda un récord y ciertamente la intensidad de los momentos que terminan en jonrones es difícil de comprender”.