Vista de las instalaciones principales que fueron construidos para los juegos Mayagüez 2010 y que de lograrse la sede para los juegos del 2022, serían nuevamente principales centro de eventos de los juegos. (Archivo)

La idea de traer nuevamente unos Juegos Centroamericanos y del Caribe a Puerto Rico para el 2022 ha sido acogida con beneplácito por los alcaldes de algunos municipios que albergaron competencias deportivas en la edición de Mayagüez 2010.

Entrevistados por este medio, los ejecutivos municipales de San Germán, Hormigueros, Cabo Rojo y Quebradillas entienden que una actividad de este tipo podría ayudar a las economías de sus pueblos además de servir de bálsamo a los ciudadanos que han sufrido con las calamidades causadas por los huracanes Irma y María, los terremotos y la pandemia del coronavirus.

“Me parece algo extraordinario”, declaró con contundencia Isidro Negrón, alcalde de San Germán. “Sería una buena inyección económica para el área oeste de Puerto Rico”, agregó el funcionario que ya era alcalde de ese municipio desde el 2001.

Según el libro de las memorias de esos juegos, tituladas “Los juegos del pueblo: memorias de los XXI Juegos Deportivos Centroamericanos y de Caribe”, San Germán fue sede de las competencias de tenis de mesa y de baloncesto.