Deportes

31 julio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Atleta utuadeña ante el reto de clasificación a los Juegos Paralímpicos: “Puedo conquistar esos tiempos”.

Utuado. Para la atleta Yaimillie Díaz Colón practicar deportes es un asunto muy natural porque siempre estuvo metida en canchas mientras acompañaba a su mamá, Emely Colón, quien es maestra de educación física y dirigente de voleibol.

Es por eso que la deportista paralímpica ha pasado por las disciplinas de voleibol y sóftbol, en las que ha demostrado tener ese don natural que poseen algunas personas para sobresalir en el ámbito deportivo. Su más reciente reto es obtener una clasificación a los Juegos Paralímpicos en Tokio en tres eventos de pista y campo: 100 y 200 metros y salto largo.

Con ese en mente, la competidora de 17 años y natural de la Ciudad del Viví entrena diariamente en la pista atlética Wilfreddie Quintana Heredia –en Utuado– junto a su progenitora y Jorge Montero para conseguir las marcas A de esos tres eventos que la llevarían a competir en los Juegos Paralímpicos que están calendarizados para celebrarse del 24 de agosto hasta el 5 de septiembre. Yaimillie es atleta paralímpica porque siendo una niña sufrió un accidente en su casa que le llevó a perder de parte de su pierna derecha.

De hecho, ella tiene la marca B en los 100 (15.21 segundos) y 200 metros (32.63 segundos) en la categoría T63/T64 (amputación transtrivial). Con estos tiempos, Yaimillie podría llegar a Tokio si el cupo de participantes que tienen la marca A (13.56 segundos en los 100m y 28.00 segundos en los 200m) no se llena. Sin embargo, ella continúa con su entrenamiento de cara a asegurar esos tiempos o mejorar los que ha logrado en una competencia que se realizará durante el mes de mayo en París.

En cuanto al evento de salto, Yaimillie registró 3.65 metros en Dubái. La marca A de ese evento es de 5.15 metros y la B es de 3.80 metros.

“Vamos a trabajar bien duro (para lograr esos tiempos)”, expresó la atleta en una entrevista con este medio una tarde antes de que comenzara su sesión de entrenamiento en la mencionada instalación deportiva.

“Bajar un segundo en atletismo no es nada fácil. Eso sí, entiendo que, con mucha preparación y mucho trabajo, buena alimentación, puedo conquistar esos tiempos”, añadió con una sonrisa la chica que el 12 de febrero obtuvo una medalla de plata en los 200m en el Grand Prix de Dubái.

En esa competencia, también vio acción en 100m y salto largo. Ahí también compitieron Erick Doel Colon Vélez (100 y 400m), Carmelo Rivera Fuentes (1,500m) y Anssell Miranda Martínez, quien ganó bronce en 400m en la categoría T47 (amputación transradial).

De esa experiencia en Dubái, recordó que “fue increíble, un orgullo. Cuando estás parada en esa pista y sabes que estás representando a un país completo es una sensación increíble. El corazón se te quiere salir del pecho”.

Una deportista excepcional

Moreno y Colón, entrenadores de la estudiante de cuarto año en la escuela Luis Muñoz Rivera, en Utuado, destacaron las habilidades de Yaimillie.

“Todo lo que es bueno ella lo tiene. Buen ser humano, buena amiga. Todos la quieren. Como atleta es excepcional. Lo que ha logrado no ha sido regalado, se lo ha ganado con su trabajo. Ella siempre está dispuesta a aprender y no pone barreras. Ella sabe que para ella el límite es el cielo”, apuntó Montero, que reconoció que la corredora y ahora saltadora no pide trato especial por su condición de amputada.

“Es una atleta receptiva”, dijo –por su parte– Colón.

“Siempre se ha dejado guiar. Conozco padres a los que se les hace difícil entrenar a sus hijos, pero en el caso de Yai no ha sido así. Siempre ha sido bien receptiva a lo que nosotros queremos trabajar con ella en todos los deportes que ha practicado”, reiteró la mujer, que también practicó varios deportes como atletismo, tenis de mesa, baloncesto y voleibol.

“Por ahí es que viene la vena atlética, para mi orgullo”, puntualizó Colón.

Moreno estipuló que su plan es desarrollar a Yaimillie en velocidad, salto y lanzamiento con miras a que participe en el evento de jabalina, pues entiende que ella tiene la fortaleza necesaria para lanzar, además de que lució muy bien en unas competencias regionales en las que vio acción.

“Obviamente, su fuerte es la velocidad, pero no vamos a descartar nada de lo que venga”, manifestó el maestro retirado de educación física.

Yaimillie Díaz Colón perdió parte de su pierna derecha cuando era una niña en un accidente en su casa.

El reto económico

Yaimillie reconoció que el otro reto que enfrenta para poder hacer realidad su sueño de competir en los Juegos Paralímpicos es el económico.

“Ahora el mayor reto es monetario. Todo es muy costoso. Los viajes son muy costosos, entrenar, el equipo. Un atleta necesita sus zapatillas, su uniforme. Eso es uno de los mayores retos que enfrenta el Comité Paralímpico ahora mismo”, expresó la joven, quien reconoció que el ente deportivo los apoya en todo lo que puede.

De hecho, la familia de joven tiene una cuenta Pro-fondos Yaimillie Díaz Colón en el Banco Popular en la que las personas que quieran ayudar pueden depositar dinero. El número es 066-336767.

Destino a Tokio

La futura veterinaria no ha estado ajena a los comentarios que se han vertido en el sentido de que los Juegos de Tokio podrían ser suspendidos. Ella ve esa posibilidad de manera muy ecuánime.

“Da fuerte (oír esos comentarios) porque pensar que uno está logrando eso a esta edad, y cuando dicen que se van a cancelar es un ‘down’ bien fuerte. Pero si no se dan, pues a trabajar más duro y a ponernos más fuertes para los próximos juegos”, dijo.

Mientras continúa con sus metas muy claras, Yaimillie ha desarrollado una forma muy particular de enfocarse en convertirse en una olímpica: visualizarse en el desfile inaugural.

“Me he visto caminando por allí (en el Estadio Olímpico de Tokio). Hoy (el martes) me enviaron las fotos, y es una cosa increíble. Caminar por allí en ese desfile debe ser una cosa increíble”, puntualizó.

Yaimillie Díaz Colón aspira a clasificar a los Paralímpicos en varios eventos del atletismo.