Deportes

22 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Britney quiere revocar definitivamente la tutoría legal que su padre tiene sobre ella

El abogado de Britney Spears ha pedido formalmente a un juez que retire de forma permanente al padre de la estrella pop de su función de “conservator” o de ejecutor de una tutela ordenada por un tribunal en 2008. 

En rigor, la presentación va en favor de Jodi Montgomery, una profesional de la salud nombrada en 2019 después de que Jamie Spears renunciara debido a problemas de salud.

En la audiencia más reciente sobre la tutela, el abogado de Britney, Samuel D Ingham III, le dijo a un juez en Los Ángeles que presentaría una petición para que el nombramiento de Montgomery fuera permanente.

El impulso de este movimiento judicial, que finalmente se produjo este jueves, tiene que ver con que, aun replegado, Jamie Spears sigue siendo tutor de su patrimonio junto con la compañía financiera Bessemer Trust.

Además, los documentos judiciales muestran que Britney, de 39 años,  también le ha pedido a su padre que renuncie a su función de supervisar su vida personal.

Es que hasta tanto el juez interviniente decida sobre esta situación, la tutela de Spears se divide en dos partes: una es para su patrimonio y asuntos financieros, mientras que la otra se enfoca en ella misma como persona.

“El peticionario se reserva expresamente el derecho de solicitar la terminación de esta tutela bajo la sección 1861 del Código Testamentario. Nada en la petición interna se considerará que constituye una renuncia a ese derecho”, dice la presentación.

El abogado de Britney Spears le dijo anteriormente a la corte que le tenía miedo a su padre y que no regresaría al escenario mientras él mantuviera el control de su vida.

A principios de este año, la abogada de Jamie Spears, Vivian Thoreen, dijo que es “un padre ferozmente amoroso, dedicado y leal” que había impedido que Britney fuera explotada.

Según el acuerdo legal actual, Britney Spears no controla sus propias finanzas desde 2008, un año marcado por un comportamiento errático en el que fue internada en un psiquiátrico y perdió la custodia de sus hijos.

Tiempo después la artista se rehabilitó, lanzó nuevos discos y protagonizó uno de los espectáculos más vistos de Las Vegas, pero la tutela nunca fue revocada.

Sin embargo, la cantante ha dicho que “no volverá a actuar” hasta que su padre abandone esa figura legal, puesta en entredicho por miles de seguidores de Spears que se manifiestan periódicamente con el lema «#FreeBritney» (Libertad para Britney).

La próxima audiencia del caso está programada para abril.

El caso de la cantante ha recobrado un gran interés mediático en todo el mundo en las últimas semanas a raíz de la publicación del documental Framing Britney Spears por parte del diario The New York Times, que cuestiona aspectos de la tutela.

La situación de Britney ha ganado la agenda política de Estados Unidos. 

Tal cual, a comienzos de marzo, los diputados republicanos Jim Jordan y Matt Gaetz propusieron que el Congreso de Estados Unidos celebre una audiencia sobre la figura de la tutela legal y en particular la que el padre de Britney Spears tiene sobre la artista.

“Spears no está sola. Hay numerosos estadounidenses despojados injustamente de sus libertades”, apuntaron Jordan y Gaetz, fieles aliados del expresidente Donald Trump.

Los dos congresistas republicanos propusieron al presidente del Comité de Justicia de la Cámara Baja, el demócrata Jerry Nadler, celebrar una audiencia sobre la figura de la tutela legal, ya que según ellos puede despojar a individuos de sus libertades.

“Dadas las libertades constitucionales en juego y la opacidad de estos acuerdos, corresponde a nuestro comité convocar una audiencia para examinar si estadounidenses están atrapados injustamente en tutela”, defendieron.

Más información

Britney, con más actividad en tribunales que en estudios de grabación. (AP)