Deportes

22 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

La directora Nacional de Migraciones, Florencia Carignano, confirmó que se estudian diferentes opciones para reforzar los controles fronterizos en busca de retrasar la llegada de nuevas cepas del coronavirus en el país, y explicó que «hay aproximadamente 7.500 argentinos que se fueron a Brasil y aún no volvieron».

«La frontera terrestre está cerrada con todos los países. El único corredor seguro es Ezeiza», dijo la funcionaria en diálogo con El Destape Radio.

También explicó que «todavía no hay ninguna decisión» sobre restricciones de vuelos, pero confirmó que «se le están planteando las diferentes opciones al Presidente» Alberto Fernández.

Este martes el Ministerio de Salud evaluó, junto con las carteras provinciales, la posibilidad de adoptar nuevas medidas en las fronteras y desalentar los viajes a zonas con circulación de nuevas cepas de coronavirus, ante el riesgo de una segunda ola de Covid-19 en el país.

A través de una videoconferencia, autoridades sanitarias de la cartera a cargo de Carla Vizzotti participaron de una nueva reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa) y analizaron también la adopción de controles para los transportistas que ingresen al país.

En ese contexto, coincidieron en la necesidad de reforzar los controles de cumplimiento del aislamiento de los viajeros para mitigar el impacto de la introducción cepas de mayor transmisibilidad, como las brasileñas de Manaos y Río de Janeiro, la británica y la sudafricana.

Según explicó este miércoles Carignano, «hay mucha preocupación en el Ministerio de Salud con la situación en Brasil, que está bastante descontrolada».

«Seguramente va a haber mucho más control sobre la cuarentena»

FLORENCIA CARIGNANO

En ese sentido, agregó: «Hay que tatar de evitar que las cepas de Manaos y la de California lleguen a la Argentina y haya circulación comunitaria», o cuando menos, «retrasarla» para que «más población esté vacunada».

«Se están viendo diferentes medidas pero aún no hay nada definido», explicó sobre las restricciones que se analizan, y recordó que «no es una decisión que se toma de un día para otro».

«De Brasil la gente tiene que venir con PCR, hemos recomendado que no viajen pero aún así lo siguen haciendo. Y tienen que hacer una cuarentena de siete días», dijo sobre las medidas que rigen hoy, y adelantó que seguramente «va a haber mucho más control sobre la cuarentena», entre otras cosas.

La funcionaria explicó finalmente que «hay aproximadamente 7.500 argentinos que se fueron a Brasil y aún no volvieron», y permanecen allí por vacaciones o trabajo.