Deportes

22 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Tegucigalpa. Estados Unidos tiene un “futuro compartido” con Centroamérica, países en los que Washington busca combatir la corrupción “endémica” a través de una Fuerza de Tarea y promover la prosperidad de la región para atajar la migración irregular, afirmaron este viernes dos funcionarios estadounidenses.

“Tenemos un futuro compartido con Centroamérica y lo que es bueno para Centroamérica es bueno para Estados Unidos”, dijo el recién nombrado enviado especial para el Triángulo Norte, Ricardo Zúñiga, en una rueda de prensa telefónica, acompañado por el principal asesor del presidente Joe Biden para Latinoamérica, Juan González.

Señaló también que cuando en el Triángulo Norte de Centroamérica (Guatemala, El Salvador y Honduras), hay una “situación crítica, afecta en Estados Unidos”.

El Gobierno estadounidense busca actuar para eliminar la constante llegada de centenares de inmigrantes a la frontera de Estados Unidos, que afecta “tantas personas e intereses” de los países, agregó.

La frontera estadounidense “está cerrada” y el Gobierno de Biden va a cumplir las leyes para asegurar que solo personas autorizadas puedan ingresar al país, enfatizó.

Mejorar la seguridad y gobernanza

Para atajar la migración irregular, según Zúñiga, es necesario crear condiciones para mejorar la seguridad y gobernanza en los países centroamericanos, para crear empleo y oportunidades para sus ciudadanos.

“Tenemos una estrategia de colaboración con nuestros socios, no solo México, sino también Guatemala, Honduras y El Salvador, para contrarrestar estos viajes tan peligrosos y tratar de mejorar las condiciones en la zona”, subrayó.

Estados Unidos debe crear “la capacidad” para atender a miles de inmigrantes en su frontera, la cual fue “quebrantada y desmantelada” por la Administración de Donald Trump para generar dificultades en el sistema de asilo, enfatizó.

El enviado especial para Centroamérica afirmó que la gobernabilidad y los esfuerzos por combatir la corrupción en la región serán “centrales” para impulsar la dignidad, seguridad y prosperidad de los centroamericanos en sus países.

La corrupción, un flagelo endémico

La corrupción es un flagelo “endémico” en Centroamérica y una de las causas que motivan la migración irregular, principalmente en países donde no hay oportunidades económicas, indicó González.

Estados Unidos impulsa la Fuerza de Tarea anticorrupción tras la salida de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), agregó.

El principal asesor del presidente Biden para Latinoamérica aseguró que parte de la solución al flujo migratorio pasa por crear alternativas en los países, para evitar que los ciudadanos “huyan de sus hogares y tomen la jornada peligrosa a la frontera” estadounidense.

Estados Unidos también debe crear “caminos legales” para atender a personas que hagan peticiones creíbles de asilo y puedan hacer la solicitud desde su país de origen, explicó.

El flujo migratorio, de drogas y armas “va por los puntos de entrada, los muros no funcionan”, subrayó González, quien indicó que el Gobierno de Biden ha diseñado una visión orientada a aplicar las leyes de Estados Unidos, pero tratar “con dignidad” a los inmigrantes y contrarrestar las causas de la migración irregular.

“En este momento no tenemos una frontera capaz de procesar a individuos, porque la Administración previa desmanteló nuestra capacidad para hacerlo”, añadió.

Instó a los inmigrantes a que “no vengan, la frontera no está abierta, estamos tratando de responder de forma muy rápida y robusta a la situación humanitaria en países que fueron impactados por los huracanes del año pasado y desarrollando estrategias en conjunto para crear las oportunidades y combatir la inseguridad”.

González dijo que el Gobierno de Estados Unidos tiene un enfoque de “alto nivel y muy enfocado” sobre la migración irregular en su frontera sur.

Señaló que Biden reconoce que atajar la migración irregular pasa por combatir la inseguridad, la pobreza y la desigualdad en los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

La visita que ambos funcionarios estadounidenses realizaron esta semana a México, junto a la coordinadora para la frontera sur en la Casa Blanca, Roberta Jacobson, se enfocó en “colaboración y comunicación regular y activa” con las autoridades mexicanas sobre cómo enfrentar los retos migratorios, añadió.

Además, en cómo ambos países pueden colaborar de forma “más estrecha” para impulsar el desarrollo del sur de México y Centroamérica.