Deportes

19 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Confirmación de la llegada de la nueva cepa de COVID-19 a la Isla no ocasionará mayores restricciones de la cuarentena.

AIBONITO – La confirmación de la llegada de una de las nuevas cepas del COVID-19 a la Isla no detendría la proyección que tiene el gobernador Pedro Pierluisi de flexibilizar un poco más la orden ejecutiva que establece cómo será el periodo de cuarentena que entraría en vigor el próximo 7 de febrero.

Al indicar que desde hace tiempo había sospecha de la llegada de esta nueva cepa, reiteró que “mi expectativa es que se pueda flexibilizar un poco” esa orden ejecutiva.

“No vislumbro eso (nuevas restricciones). Claro, sí hay que continuar monitoreando los contagios, el uso de los hospitales”, añadió, durante una conferencia de prensa realizada en la Comandancia de la Policía de Aibonito.

Según el primer ejecutivo, en la Isla hay confirmado tres casos de la nueva cepa del COVID-19 y unos 17 probables.

“Esta nueva cepa, la información que me ha llegado, lo que refleja es que es más fácil contagiarse cuando tiene la persona esa modalidad o esa mutación del virus, es más contagioso, pero no así los síntomas o la enfermedad como tal. No es que la enfermedad es más intensa porque tengas esa nueva cepa. Lo que pasa es que puedes contagiar a más persona y eso es lo que la ciencia está reflejando”, indicó.

Asimismo, Pierluisi fue enfático que la data que él está analizando para hacer la nueva orden ejecutiva es el número de hospitalizaciones, camas disponibles en las unidades de intensivo, uso de ventiladores, así como las estadísticas de las pruebas masivas de coronavirus que se realizan a través de la Isla. Dijo que estos eventos han sido consistentes en establecer un margen de positividad de 1.5%.

Por tal razón, expuso que “si todo sigue estable…, si todos ponemos de nuestra parte y las vacunas siguen llegando” habría más flexibilidad para la población.

“Si acaso lo que vislumbro es que voy a estar flexibilizando un poco las restricciones. O sea, nada rotundo, nada drástico, como hice en la primera orden que emitía hace tres semanas atrás, que varíe el horario por una hora, reduje el toque de queda por una hora, se abrió los domingos, se abrieron las playas”, especificó, al hacer la salvedad de que si se reporta un repunte en los casos la “echaría hacia atrás”.

El gobernador también pidió no bajar la guardia y tomar medidas para lograr disminuir los contagios.

Dijo que la meta del gobierno es tener a gran parte de la población para finales de verano y que muchos eventos multitudinarios, como el Festival de las Flores de Aibonito se pueda realizar.

De paso, Pierluisi informó que se espera que en “una o dos semanas” aumenten las dosis de las vacunas de coronavirus que lleguen a la Isla.

“Lo que buscando es que para final de verano tengamos la inmunidad de rebaño”, afirmó.