Deportes

24 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Continúan prohibidas las visitas a hogares de ancianos hasta completar proceso de vacunación.

Las visitas de familiares y amigos a residentes de centros de cuido de envejecientes o asilos continúan prohibidas hasta que culmine la vacunación de ese sector.

Así lo explicó a Primera Hora la directora de la Oficina de Licenciamiento del Departamento de la Familia (DF), Llelidza Santiago, aludiendo a que así se dispone en la decimosegunda sección de la orden ejecutiva 2021-014 que radicó la semana pasada el gobernador Pedro Pierluisi para delinear el plan que se regirá para buscar salvaguardar la salud y seguridad de los ciudadanos durante la pandemia del COVID-19.

Santiago indicó que según el decreto, el DF, el Departamento de Salud y la Oficina del Procurador de las Personas de Edad Avanzada (OPEA), deben establecer protocolos estrictos antes de reconsiderar restablecer las visitas a los residentes de hogares de ancianos.

“Se prohíben las visitas de familiares y amigos a centros de cuido de envejecientes o asilos, conforme a las regulaciones impuestas por el Departamento de la Familia en coordinación con el Departamento de Salud. No obstante, dado que en estos momentos los envejecientes están siendo vacunados contra el COVID-19, se ordena al Departamento de la Familia, previa consulta y coordinación con el Departamento de Salud y la Oficina del Procurador de las Personas de Edad Avanzada, a crear los protocolos correspondientes para que sean activados tan pronto culmine la vacunación de ese sector y puedan ser visitados por sus familiares y amigos mediante mecanismos que salvaguarden la salud de todos”, indica la orden ejecutiva.

Según Santiago, anticipando que “ese momento se va a dar e cualquier instancia” desde septiembre la agencia creó unas guías para el reinicio de visitas a los 850 centros que son licenciados por el DF. Hay otros hogares de cuido prolongado que son regulados por Administración de Servicios de Salud y Contra la Adicción (ASSMCA) y el Departamento de Salud.

El total de residentes en este sector se estima en unas 33,000 personas.

La directora de la Oficina de Licenciamiento reiteró que el proceso de revisión del protocolo fue atemperado con las nuevas actualizaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Así mismo se sometió el documento enmendado para consulta al Departamento de Salud y la OPEA.

“Falta que Salud haga sus recomendaciones”, indicó Santiago, quien espera que el protocolo esté completado en dos semanas.

La epidemióloga a cargo del cernimiento y monitoreo de COVID-19 en los hogares de ancianos y égidas en Puerto Rico, Idania Rodríguez Ayuso, explicó a Primera Hora que será decisión de los secretarios de Salud y Famila decidir si el restablecimiento de visitas a los residentes se llevará a cabo de forma gradual -considerando los establecimientos que vayan completando el proceso de vacunación-, o si habrá que esperar a que todo el sector esté inmunizado.

“Será determinación de los secretario estipular cuándo ocurrirá y de qué forma…nosotros nos aseguraremos que las guías estén listas para ese momento y que se pueda implantar de forma efectiva”, sostuvo Rodríguez Ayuso.

Asimismo, reconoció la importancia que tiene en el aspect social de los residentes la visita de sus familiares.

“Son parientes que han estado alejados por mucho tiempo y entiendo que es algo que puede ocurrir (las visitas) siempre que se pueda cumplir con distanciamiento físico, espacios abiertos, tiempos definidos y todo bien estructurado y todo bien estructurado”, dijo.

Recordó que la vacuna es un herramienta dentro de las medidas de prevención contra el COVID-19 pero hay que continuar con las medidas de protección con el uso de mascarillas, distanciamiento físico y el lavado de manos.

Según datos ofrecidos por Salud, hasta el 5 de febrero se habían impactado 972 centros de envejecientes y administrado 28,767 dosis (no se especificó cuántas corresponden a primeras y segundas dosis). Esta gestión se lleva a cabo por las farmacias Walgreens y CVS, empresas contratadas directamente por el gobierno federal para estos fines.

“Es injusto”

La presidenta de la Asociación de Dueños de Centros de Cuidos Prolongados, Juanita Aponte, catalogó como “injusto” que el gobierno determine que el proceso de restablecer visitas en los hogares se lleve a cabo cuando culmine toda la fase de vacunación en todos los establecimientos de la isla.

“Es injusto. Quisiéramos que nos vayan certificando, según vayamos completando el proceso de vacunación y probemos que cumplimos con el protocolo. Esperar a que vacunen a todos los centros es demasiado tiempo. Además, cuando dieron la noticia los familiares entendieron que ya podían visitar y llegaron a los hogares a ver a los familiares que no ven hace casi un año”, expresó Aponte.

“Definitivamente, no podemos seguir esperando, no es justo. Mis residentes, que ya recibieron la primera dosis de la vacuna, piensa que diez días después de recibir la segunda dosis ya podrán ver a sus familiares. Será demasiado triste para ellos. Un desconsuelo. Ellos necesitan ver a sus hijos. Los hijos necesitan ver a sus padres. Muchos han perdido hasta el entusiasmo de participar en las actividades, están irritables, discuten con otros sin razón alguna y hasta han perdido el apetito por la tristeza que tienen de haber dejado de recibir visitas por tanto tiempo. Entiendo que tomando las medidas de seguridad, después que terminemos la vacunación, cada centro puede recibir visitas”, destacó la propietaria del Hogar Lomas San Agustín, en Río Piedras.