El gobernador explicó que la aplicación de esta nueva política responde a la actual situación de la pandemia en el país y en gran parte del mundo.

Hasta el momento, el seguimiento y la obligatoriedad de la cuarentena estaba vinculado al índice de positividad en los test de coronavirus de la zona de origen del viajero.

Pero dado la elevada propagación de la COVID-19 en Estados Unidos, las autoridades habían impuesto una cuarentena obligatoria de 14 días a las personas provenientes de prácticamente todos los estados del país.

Con la nueva medida, desaparecerá el sistema actual que obliga a guardar cuarentena solo a las personas provenientes de las áreas registradas en la lista elaborada por las autoridades ya que se aplicará a todos los viajeros, independientemente de su origen.

Asimismo, Cuomo apuntó que los neoyorquinos que estén fuera del estado menos 24 horas deberán hacerse un análisis en los cuatro días siguientes a su regreso sin necesidad de realizarse un test previo.

En su comparecencia, Cuomo explicó que el índice de positivos en las pruebas de coronovarirus en el estado está actualmente en el 1.49%, levemente por debajo del 1.53 % anterior.

En el estado hay 1,121 personas hospitalizadas, de las cuales 248 están en unidades de cuidados intensivos y 122 intubadas.

Asimismo, apuntó que de acuerdo a la Universidad Johns Hopkis, que realiza un seguimiento de los casos nivel nacional e internacional, Nueva York es el tercer estado con menor índice de positividad en los test de COVID-19, por detrás de Maine y Vermont.