Deportes

28 febrero, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Crimen del colectivero: un detenido con prontuario pesado y la clave de la pistola plateada

El sospechoso confesó que estuvo 19 años preso por un homicidio. Se le secuestró un arma calibre .45 con un detalle idéntico al que habían visto los testigos.

El arma secuestrada es una pistola .45, mismo calibre con el que asesinaron a Flores.

La investigación por el crimen de Pablo Flores (37) en La Matanza sigue avanzando y la detención de un sospechoso con antecedentes penales abre una línea que puede decantar en la resolución final del caso. De todos modos, el expediente aún tiene algunos frentes abiertos.

La pistola en cuestión es una .45, el mismo calibre con el que fue fusilado Flores, que recibió tres disparos en la cabeza y uno en el estómago. Un detalle: según testigos, vieron que tenía detalles plateados, en coincidencia con la secuestrada en el allanamiento. Un clave: los peritos recuperaron un proyectil de la escena del hecho, por lo que la pericia balística (podría demorar una semana) echará luz sobre ese punto de la investigación.

Los allanamientos realizados entre la noche del lunes y la madrugada de este martes fueron tres. Todos con un denominador común: los domicilios pertenecen a una misma familia. Hasta que en el tercer punto, en Virrey del Pino, donde ocurrió el asesinato del colectivero, se concretó la detención de Néstor Fabián Marone, de 55 años, y con un prontuario importante.

Un detenido por el crimen del colectivero Pablo Flores, de la línea 218, de La Matanza.

Un detenido por el crimen del colectivero Pablo Flores, de la línea 218, de La Matanza.

Fuentes del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) confirmaron que purgó una condena de 5 años por robo, pero de todos modos él mismo dio más precisiones al momento de la detención: «Estuve 19 años preso por un homicidio», contó.

En los operativos se incautaron una pistola Taurus 11.25 (o .45) -mismo calibre que el arma homicida-, otra Bersa 380 y un revólver Pasper calibre 22, vainas servidas, municiones, teléfonos celulares y otros elementos de interés. Se produjeron otros dos arrestos, pero por la tenencia ilegal de esas armas.

Los operativos estuvieron a cargo de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de La Matanza y fueron supervisados por el propio fiscal de la causa, Federico Medone, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Temática de Homicidios de ese departamento judicial.

¿Crimen por error o venganza?

La principal hipótesis del caso es que se trató de un «crimen por error» y los investigadores creen que del participaron al menos dos personas más, aunque podría haber un cuarto cómplice.

Si bien no se descarta ninguna hipótesis, se confirmó que el audio que circuló, y que daba cuenta de una venganza por un vínculo con una mujer casada que tenía como destinatario al chofer titular de la unidad que esa noche conducía Flores, tenía al menos dos años de antigüedad y ninguna vinculación con este caso.

Pablo Flores (37), el colectivero de la línea 218 asesinado en Virrey del Pino, junto a su pareja Lorena (34) y sus hijos.

Pablo Flores (37), el colectivero de la línea 218 asesinado en Virrey del Pino, junto a su pareja Lorena (34) y sus hijos.

En la fiscalía tampoco descartan que el ataque pudiera estar relacionado a una interna gremial.

El hecho ocurrió el jueves, cerca de las 22, en una parada ubicada de la rotonda del barrio San Javier y la calle Bacigaluppi, Virrey del Pino, La Matanza. Por ese lugar circulaba el interno 75 de la empresa Almafuerte, conducido por Flores, cuando, de acuerdo al relato de testigos, dos hombres pararon el colectivo.

Ambos se acercaron por el lado izquierdo de la unidad a la ventanilla del conductor e hicieron varios balazos, tres de los cuales dieron en la cabeza y provocaron la muerte del chofer en el acto, tras lo cual la unidad terminó estrellándose contra un árbol sobre una plazoleta.

Tras matar al chofer -padre de dos hijas- los homicidas escaparon del lugar en un Peugeot 504 blanco que aguardaba en marcha con un tercer cómplice al volante.

Un testigo grabó con su teléfono celular los momentos posteriores al asesinato, donde se observó cómo quedó la víctima después de haber sido atacada, cuyas imágenes ya forman parte de las pruebas incorporadas a la investigación.

El asesinato de Flores desató una protesta durante la madrugada que primero se desarrolló sobre la ruta 3 pero que luego se trasladó a la puerta de la Comisaría Sur 3a de Virrey del Pino, incluso con algunos incidentes. En tanto, el homicidio del colectivero derivó en un paro de actividades de choferes, que el viernes paralizó el servicio de más de 40 líneas de colectivos.