Deportes

2 marzo, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Cuál es el protocolo que deberán cumplir las aerolíneas y los colectivos que vuelven a funcionar

El Gobierno oficializó las condiciones que tendrán que respectar las empresas para evitar los contagios de coronavirus, en el regreso de la actividad tras casi 7 meses.

Comienzan los vuelos de cabotaje desde Ezeiza. Foto: Fernando de la Orden

Para el caso de los vuelos de cabotaje, el servicio está habilitado solo para trabajadores esenciales y personas que tengan que hacer un tratamiento de salud, junto a sus acompañantes.

De acuerdo a la resolución 304/2020, las empresas deberán remitir con una antelación de no menos de 72 horas hábiles a la fecha prevista del vuelo o series de vuelos, la solicitud correspondiente, a la ANAC para contar con la habilitación. A su vez, la autoridad aeronáutica enviará la solicitud a las autoridades de cada provincia.

Las aerolíneas deberán verificar que los pasajeros cuenten con el certificado de circulación – emergencia COVID-19. “En ningún caso podrán circular las personas que revisten la condición de `caso sospechoso´ o la condición de `caso confirmado´ de COVID-19, ni quienes deban cumplir aislamiento”, aclara la norma.

Además, «a los efectos de poder asegurar la trazabilidad de los pasajeros, y para le caso que sea requerido por motivos sanitarios, las lineas aéreas deberán conservar por el plazo de 3 meses el listado de pasajeros con su ubicación, para su provisión a las autoridades en caso de requerimiento».

En tanto, el Ministerio de Transporte, a través de la resolución 222/2020, estableció las pautas que deberán cumplir las empresas que brindan servicios de transporte automotor y ferroviario interurbano.

De acuerdo a la disposición de la cartera que conduce Mario Meoni, las frecuencias se ajustarán de acuerdo a la demanda de los servicios, “no pudiendo en ningún caso superar aquellas actualmente registradas para cada línea”, y que los horarios de los servicios se programarán teniendo en cuenta las tasas de ocupación de la distintas terminales de origen y destino, con el objetivo de no generar aglomeraciones de personas al momento del ascenso y descenso de las unidades.

Además, se limitó la capacidad de ocupación de los colectivos de media y larga distancia con el fin de garantizar el distanciamiento social.

Los vehículos de categoría “Semi cama” podrán trasladar en simultáneo hasta 37 pasajeros; los de categoría “Cama ejecutivo” podrán trasladar hasta 26 pasajeros; y los micros de categoría “Cama suite” podrán hacerlo con hasta 18 personas.

En relación a los trenes interurbanos, “deberá limitarse la capacidad de ocupación al 60% por cada coche en servicio«. En caso de grupos familiares, se permitirá la compra de pasajes para viajar en butacas cercanas.

En tanto, para la compra o reserva de pasajes se procurará “utilizar medios de pago no presenciales». Los pasajeros deberán contar con certificado de circulación y/o exhibir el permiso desde la App Cuidar.

No obstante, se aclaró que “las empresas operadoras de servicios de transporte automotor para el turismo nacional y las permisionarias de servicios de transporte automotor de carácter público, de tráfico libre y ejecutivo podrán continuar prestando los servicios de traslado de trabajadores esenciales de actividades exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio”.

Si bien el Gobierno nacional oficializó la reanudación de los servicios, las empresas deberán gestionar la conformidad de los gobernadores para el ingreso a cada provincia teniendo en cuenta la realidad epidemiológica que atraviese cada distrito.

JPE