Deportes

30 julio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

¿Dónde están las escuelas públicas que pudiesen abrir en este regreso a clases?.

El Departamento de Educación realizó un informe de las 858 escuelas que establece que para esta primera fase de reapertura se analizan 172 escuelas, lo que representa un 20% del total de planteles, y que representaría el regreso a clases para unos 62,000 estudiantes.

Para que tenga una idea, Educación cuenta con 276,413 alumnos en toda la Isla.

Según el informe de “Viabilidad” preparado por la agencia, copia de la cual obtuvo Primera Hora, el número de escuelas que se analizan para comenzar clases este próximo 3 de marzo se dividen de la siguiente manera: 16 en la región de Arecibo, 14 en la región de Bayamón, 23 en la región de Caguas, 35 en la región de Humacao, 35 en la región de Mayagüez, 38 en la región de Ponce y 11 en la región de San Juan.

Se destaca, además, que 117 de las 172 escuelas que se analizan para esta primera etapa de reapertura de planteles en medio de esta pandemia del coronavirus son de grados primarios, 40 de nivel secundario y 15 que tienen todos los niveles.

En estas escuelas que se evalúan faltan 10 enfermeros por nombrar. La secretaria de Educación, Elba Aponte Santos, dijo ayer a Primera Hora que ya se realizan gestiones para lograr esa contratación, ya que los que tenían asignados renunciaron.

También se indica en el informe que en 52 de las 172 escuelas no hay sicólogos y que en otras 18 no se tiene consejeros.

Otro aspecto importante que se destaca en el análisis realizado por Educación es que 101 escuelas tienen más de 300 estudiantes, el resto posee menos de esa cantidad.

Mira la lista de escuelas aptas o no aptas tras los terremotos que han afectado a la Isla:

Asimismo, se informó que 71 de las 172 escuelas tienen el mantenimiento requerido para poder comenzar las clases “en curso”. El resto está bajo la categoría de “pendiente”.

Otro informe preparado por la agencia establece cuáles escuelas, del total que administra Educación, están aptas para tener estudiantes, pues no fueron afectadas por los sismos. También señala cuáles están aptas parcialmente y cuáles no se pueden considerar.

La secretaria explicó que las 172 escuelas identificadas para este reinicio de clases, pues además de no tener la infraestructura comprometida cumplen con los requisitos contra el COVID-19, serán inspeccionadas. De estas, abrirían la cantidad que verdaderamente esté preparada.

“Yo digo que si son cinco escuelas que están listas y que podemos comenzar y nos autorizan, eso es lo que vamos a hacer. Si son 10, son 10; si son 50, pues son 50. Pero, nosotros nos estamos moviendo de forma responsable”, sostuvo.

Para que una escuela pase la inspección que se realizará y se autorice a abrir, tendrá que tener enfermera, conserje, termómetros, rotulación, mascarillas y desinfectante disponible para los niños, precisó Aponte Santos.

Alejandro Olmedo, a cargo del área de Infraestructura de Educación, especificó a Primera Hora que las escuelas que entrarían en esta primera fase no tienen columnas cortas, que son más susceptibles en caso de terremotos, y algunas son de recién construcción.

“Uno de los criterios que se utilizó para la selección de las escuelas es que las escuelas estuvieran aptas, pero en adición que no tuvieran el problema de columna corta, que tuvieran la columna corta mitigada o escuelas del Siglo 21, que son escuelas mucho más modernas y cumplen más con los códigos actuales de construcción”, precisó.

Cabe destacar que la secretaria dijo que el hecho de que una escuela tenga columna corta no limitaría que sea seleccionada en una futura fase de reapertura.

Por otro lado, los funcionarios expusieron que ninguno de los planteles evaluados para la primera fase queda en la zona sísmica, compuesta principalmente por los pueblos de Ponce, Peñuelas, Yauco, Guánica y Guayanilla.

“Lo que sucede con el sur es que, a diferencias de otros municipios, como fue la zona más afectada, no solo verificamos los daños que fueron causados por el terremoto, sino los por cientos de vulnerabilidad que tienen estas escuelas. Muchas de estas escuelas nos hemos encontrados que tienen unos por cientos de vulnerabilidad bien altos, ya sea por materiales de construcción o por el terreno en que fueron construidas. Mitigarlo pudiera tomar un poco más de tiempo. Por eso, estamos auscultando facilidades temporeras u otras opciones en lo que se puede remediar esta situación”, precisó Olmeda.

En la actualidad, la Autoridad de Edificios Públicos trabaja en un plan de mitigación de 17 escuelas en la zona afectada para poderlas habilitar. Educación también busca rentar algunas edificaciones en las que puedan colocar a los menores. Aponte Santos mencionó, a modo de ejemplo, el Complejo Ferial de Ponce, así como instituciones universitarias.