Deportes

22 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

EE.UU. alcanza nuevo récord de muertes diarias por COVID-19.

La cifra de 3,725 fallecimientos supera por 69 la que se había fijado hace apenas dos semanas.

Washington. Estados Unidos alcanzó el martes un nuevo récord de muertes diarias por COVID-19, con 3,725 en un solo día, en plena escalada de la pandemia en el país, indicó hoy miércoles la Universidad Johns Hopkins, que elabora un recuento independiente.

La cifra de muertos del martes supera el último récord de fallecimientos por el coronavirus registrado en el país el 16 de diciembre, con 3,656.

En cuanto a contagios, el martes se detectaron 201,555 nuevas infecciones en todo Estados Unidos, un número similar al que viene registrándose a diario en las últimas semanas en el país.

Estados Unidos es el país del mundo con más casos y decesos debido a la enfermedad y a las 9:00 a.m. (hora del este), la nación sumaba 19.5 millones de casos y 338,656 muertes por COVID-19, según el recuento de Johns Hopkins.

El nuevo récord de muertes se alcanzó el mismo día en el que se detectó en Estados Unidos, en el estado de Colorado, el primer caso de la nueva cepa británica de COVID-19, un hombre de más de 20 años que no había viajado a ningún sitio recientemente, lo que sugiere que podría haber sido contagiado de manera local.

Esa nueva cepa parece ser un 70% más contagiosa que otras variantes y podría estar ligada al aumento de infecciones que se ha registrado en Londres y el sureste de Inglaterra desde mediados de noviembre.

La detección del primer caso de la cepa británica se produce en un momento en el que la pandemia está fuera de control en EE.UU., según reconoció este martes el epidemiólogo Anthony Fauci.

El lunes, Estados Unidos registró otra cifra récord: la de 121,235 pacientes ingresados por COVID-19, de los que 22,592 están en unidades de cuidados intensivos, de acuerdo con la plataforma Covid Tracking Project.

La campaña de vacunación comenzó hace dos semanas y ya se han distribuido 11.45 millones de dosis por todo EE.UU., pero solo 2.1 millones de personas las han recibido, en un proceso más lento de lo esperado, según datos de los gubernamentales Centros de Control y Enfermedades (CDC).