Deportes

31 julio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

El cambio climático impacta la salud de todos.

Los médicos en Puerto Rico y alrededor del mundo estamos preocupados acerca de los cambios que están ocurriendo en los patrones del clima por el calentamiento del planeta y sus efectos en nuestra salud. Por eso, nos estamos preparando para brindar apoyo a pacientes y comunidades ante este reto reconociendo que hay grupos más vulnerables y que sufren más el impacto del cambio climático, como los niños. No hay un solo aspecto de la salud que no esté impactado por los efectos del cambio climático. La contaminación del aire que es causa y consecuencia del calentamiento global, está asociada a muerte prematura por enfermedades del corazón e hipertensión, infecciones respiratorias, asma y se sospecha asociación con diabetes tipo 2, Alzheimer, bajo peso al nacer, autismo y parto prematuro.

Muchas de las causas del cambio climático como el uso de combustibles fósiles (gasolina, diesel, gas, carbón) y la tala de árboles (o deforestación). también aumentan los riesgos de epidemias y pandemias, hambrunas y escasez de agua potable alrededor del mundo. El calor extremo por el calentamiento global puede causar deshidratación, insolación y golpe de calor, condición en que la persona se desorienta, tiene fiebre y puede hasta morir. Un efecto muy preocupante es el deterioro en la salud mental, incluyendo ansiedad y condiciones mentales crónicas tanto en adultos como en niños.

Se estima que si no actuamos todos y los gobiernos no invierten en infraestructuras sustentables que dependan cada vez menos del uso de combustibles fósiles, entre 2030 y 2050 el cambio climático podría ser responsable de 250,000 muertes anuales a nivel muncial con costos asociados al daño a la salud de $2 a $4 billones por año para el 2030.

Los pediatras cuando cuidamos de nuestros pacientes, no sólo velamos por su salud física, sino su salud mental y emocional, su bienestar y su seguridad. El cambio climático afecta más a nuestros infantes, niños y adolescentes porque sus cuerpos y mentes son más vulnerables a lo que pasa en el ambiente por diversas razones. Son nuestros niños quienes heredarán el planeta degradado. Entonces, el cambio climático es un asunto de justicia ambiental que trasciende generaciones.

La Organización Mundial de la Salud considera el cambio climático como una emergencia global que hay que atender ya. Estudios científicos sugieren que la misma contaminación del aire asociada al cambio climático aumenta el riesgo de morir por COVID-19. Los expertos han concluido que el calentamiento global es una emergencia de salud pública tan seria como la actual pandemia y representa la mayor amenaza del siglo 21 a la salud humana.

Los resultados del calentamiento global son evidentes: el aire y los océanos se están calentando, los glaciares se derriten; se afectan costas y playas; días de calor extremo; más inundaciones, sequías y fuegos forestales; y huracanes intensos. No hay que ser científicos para hablar de los efectos del cambio climático en nuestra isla. Usted y yo podemos escribir un libro acerca de lo que es vivir el embate de un huracán categoría 5 seguido por otro categoría 4 en solo dos semanas. Las heridas están frescas y las cicatrices son compartidas.

Toda acción climática que hagamos hoy es importante, pero no podemos lograrlo unos pocos. Hace falta que todos cooperemos. ¿Por dónde empezamos? Aprenda del tema en fuentes fidedignas (los CDC, la Academia Americana de Pediatría y la OMS). Consulte a su médico y lleve a su familia a evaluaciones médicas preventivas y de vacunas. Atienda la salud mental y emocional suya y de su familia. Contamine menos, recicle y reuse más. Disminuya su consumo de energía. Prepárese para la temporada de huracanes. Reclame al gobierno que invierta en preservar el ambiente y en proyectos de infraestructura sustentables y energía renovable accesible a todos, sin dejar a ninguna comunidad atrás. Y algo que no cuesta nada y podemos hacer desde hoy es practicar la solidaridad y la compasión con el prójimo, con nuestro planeta.