Deportes

26 febrero, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

El dólar, un goteo de malas noticias para el Gobierno

Se suman nuevas restricciones. Alberto Fernández pidió un informe detallado de la situación. Lo comunicarán tras la reunión del directorio de Banco Central.

 

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto al ministro de Economía, Martín Guzmán y al de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, encabezó una reunión del Gabinete económico. Foto Jefatura de Gabinete/Pablo Duberti

«El dolar es un problema y no es posible contar bien una mala noticia». La frase, casi un mandamiento comunicacional, se escuchó en un despacho oficial una hora después de que trascendió la decisión del Banco Central de restringir la compra de dólares a los que recibieron ATP.

Por pedido de Alberto Fernández, el jueves el Central difundirá un informe detallado sobre las limitaciones para la compra de dólares. El texto, según confiaron a Clarín en Casa Rosada, se conocerá luego de la habitual reunión de directorio del BCRA.

Tendrá, explican en Gobierno, un fin informativo pero además servirá para englobar una serie de medidas que se fueron tomando en estas semanas y que tienen una línea general: impedir que aquellos que reciben algún tipo de asistencia del Estado, puedan usar fondos para comprar dólares.

Así como en su momento se aplicó una limitación para los que cobran el IFE y a los que obtuvieron crédito a tasa o para refinanciar tarjeta (a tasa del 43 por ciento), ahora el gobierno avanzó un escalón que dicen que era inevitable: los trabajadores del sector formal que cobraron parte de sus salarios en empresas privadas con fondos del programa ATP.

Se trata, según el último detalle, de más de 2,5 millones de trabajadores que recibieron el salario complementario que deposita ANSeS en las cuentas de los empleados de empresas que tuvieron facturación 0 o nula respecto al mismo período del año pasado.

«Es comprensible que los que reciben fondos del Estado no vayan a un mercado cambiario crítico», explicó una fuente oficial, la misma que entendió que la política cambiaria no tiene, por ahora, otro escenario que no sea de restricciones.

«Las limitaciones van a seguir, nadie sabe hasta cuando» avisan en gobierno y recuerdan que a principios de año dos millones de cuits compraban dólares y con el avance de los meses, el número casi se duplicó. «Comenzó a bajar con las restricciones que son inevitables», confió la fuente.

Fue Pesce, en agosto, el que puso sobre la mesa la gravedad del tema. Durante una reunión del gabinete temático de Comercio Exterior, donde Felipe Solá habló del proyecto del Consejo Agroindustrial para sumar exportaciones, el titular del BCRA repitió lo que era un mantra en otras mesas: un desfasaje de 20 mil millones de dólares anuales.

«Para normalizar la economía necesitamos 85 mil millones de dólares pero ahora ingresan 65 mil» explicó el mediodía del 10 de agosto Pesce y advirtió de cómo se había incrementado la compra de divisas, en particular el incremento de compradores individuales.

Uno de los argumentos, quizá periférico, tiene que ver con que dejó de ingresar el dolar que traían los turistas y alimentan el circuito informal. Eso se derrumbó a raíz de la pandemia y de la cuarentena y no hay escenario de que pueda normalizarse en el mediano plazo.

El gobierno da por hecho que el dolar es y será un problema aunque apuestan a que otros indicadores empiecen a darle aire a la economía para cambiar el clima general.

En estos días, el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas hizo circular en el gabinete un informe con datos sobre una aumento en la actividad económica, a partir del registro de las operaciones con Ahora 12, y la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca tiene un detalle de cómo bajó, en estas semanas, la cantidad de pedidos de créditos a tas a 0: de 1,5 millones de personas en condiciones de solicitarlo, solo lo hizo un tercio.