Deportes

21 abril, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

El Gobierno habilitó la circulación de los ciudadanos de Chile que quieran votar en el plebiscito del domingo

Fueron exceptuados del cumplimiento del aislamiento social, preventivo y obligatorio, a través de una norma en el Boletín Oficial.

Alberto Fernández y Sebastián Piñera, en una videollamada reciente. Los ciudadanos chilenos en Argentina podrán participar del plebiscito constitucional.

«Exceptúase del cumplimiento del ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ y de la prohibición de circular en los términos de los artículos 8°, 12, 15 y 17 del Decreto N° 792/20, y con el alcance de la presente decisión administrativa, a las personas afectadas al desarrollo del Plebiscito Nacional 2020«, señala la normativa.

La jornada se llevará a cabo bajo los lineamientos emitidos por las autoridades de Chile, siempre y cuando no contradigan el protocolo que difundió el Gobierno argentino la semana pasada, cuando habilitó la libre circulación de ciudadanos de Bolivia para que participen de la elección presidencial del domingo pasado.

La habilitación rige para los votantes y para todo el personal afectado a los comicios. También se aprobó el tránsito interjurisdiccional de representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, así como personal policial y de otras dependencias designado por el gobierno de Sebastián Piñera.

Este domingo, todos ellos podrán utilizar el transporte de pasajeros urbano e interurbano y, en el caso de las personas comprometidas con la organización del plebiscito, también el interjurisdiccional.

Deberán tramitar el «Certificado Único Habilitante para Circulación – Emergencia COVID-19″, incluyendo la opción «Voto Exterior» provista por el sistema.

Datos clave de la actual Constitución chilena, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet. Foto AFP

Datos clave de la actual Constitución chilena, heredada de la dictadura de Augusto Pinochet. Foto AFP

La Decisión Administrativa también prevé el trabajo conjunto de Argentina y Chile para coordinar las actividades afectadas por el plebiscito de este 25 de octubre, incluso después del cierre de las urnas.

Además, se deben garantizar las condiciones seguridad e higiene previstas para prevenir los contagios de coronavirus.

El plebiscito de Chile implica elegir entre las opciones «Apruebo» y «Rechazo» para la redacción de una nueva Constitución. La carta magna establecida por la dictadura de Augusto Pinochet y luego reformada por gobiernos democráticos es apuntada por un sector de la sociedad como fuente de conflictos vinculados a la discriminación y la desigualdad imperante en Chile.

La convocatoria fue uno de los reclamos del movimiento que convulsionó la escena sociopolítica hace un año atrás y que en estos días, en la previa del plebiscito, volvió a manifestarse en las calles.

El protocolo para elecciones extranjeras en la Argentina ya tuvo su prueba en los comicios presidenciales de Bolivia. Foto Juan Manuel Foglia

El protocolo para elecciones extranjeras en la Argentina ya tuvo su prueba en los comicios presidenciales de Bolivia. Foto Juan Manuel Foglia

La habilitación para la realización del plebiscito en la Argentina tiene como antecedente la Decisión Administrativa por la que, el jueves pasado –tres días antes de los comicios presidenciales de Bolivia— el gobierno de Alberto Fernández habilitó la libre circulación de los ciudadanos bolivianos que quisieran participar de esos comicios.

Según las cifras actualizadas en la madrugada del martes por el Tribunal Supremo Electoral de Bolivia (con el 65 por ciento de las actas contabilizadas), los ciudadanos bolivianos residentes en la Argentina eligieron masivamente a la fórmula del MAS.

El binomio Arce-Choquehuanca se lleva, hasta el momento, el 87 por ciento de los votos, mientras que Mesa-Pedraza (Comunidad Ciudadana) alcanza apenas el 7 por ciento de los sufragios.