Deportes

16 mayo, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

El Gobierno resaltó que el FMI reconoce lo difícil que será resolver la crisis argentina

Tras la primera misión exploratoria de la semana pasada, la misión del FMI regresará en noviembre para discutir el nuevo préstamo para repagar el anterior.

Precisamente, la intención del Gobierno era que esta misión sirviera para que el FMI pudiera conocer de primera mano lo compleja de la situación argentina, que tras dos años de recesión recibió el impacto del coronavirus e hizo caer el PBI a niveles de 2006.

“Antes que negociar es importante comprender”, sostenían desde el Gobierno en relación al inicio de las conversaciones con el FMI para obtener un nuevo préstamo para repagar el anterior, del cual se recibieron en 13 meses unos US$ 44.000 millones.

Por eso, tras la ronda de consultas que mantuvieron la número dos del Departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack, y el líder para la misión en la Argentina, Luis Cubeddu, y del comunicado que enviaron ayer, desde el Gobierno calificaron que los intercambios fueron de gran colaboración mutua.

Aún resta un largo camino por recorrer para llegar a un acuerdo para el nuevo préstamo que implicará condicionalidades para la Argentina. Cuanto menos, habrá un sendero fiscal a cumplir y también un programa para reducir la inflación.

La intención oficial es tener para abril del año próximo el acuerdo cerrado. Es que, si bien en septiembre de 2021 vence la primera cuota del capital del préstamo (los intereses ya se están pagando, de manera trimestral), en mayo se deben abonar unos US$ 2.100 millones con el Club de París, crédito que el Gobierno también quiere renegociar.

El Club de Paris exige que la Argentina tenga un programa vigente con el FMI. Es por eso que esto se impone como “urgencia” antes del vencimiento con el Fondo en sí.

En el camino hacia llegar a ese acuerdo, el FMI elaborará, de manera conjunta con las negociaciones para el nuevo préstamo, el artículo IV: así se denomina la revisión que el Fondo hace de las economías de todos los países miembro del organismo internacional.

Fue importante lo que la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, dijo la semana pasada de que no venían a la Argentina con la idea de recortar más el gasto.

Kozack y Cubeddu mencionaron en el comunicado de este lunes que “un conjunto comprensivo de políticas podría respaldar el restablecimiento de la confianza, pero deberá ser apropiadamente calibrado para fomentar la recuperación económica y asegurar la estabilidad macroeconómica”.

Lo hicieron luego de reunirse la semana pasada para hablar de dólar, política fiscal, energética, social y otros aspectos con el ministro de Economía Martín Guzmán, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, el ministro de Producción y Desarrollo, Matías Kulfas, la vicejefa de Gabinete Cecilia Todesca, entre otros funcionarios.

También se encontraron con empresarios de la UIA, con la CGT y con legisladores de la oposición.