Deportes

16 mayo, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

El Mono de Kapanga, sobre las repercusiones de su salida de MasterChef: “Fue una causa popular”

Martín Alejandro Fabio, dice su DNI; pero su nombre y apellido artístico son -desde hace más de 20 años- “el Mono” de Kapanga. Con esa denominación se movió siempre dentro del ambiente de la música hasta que un día un llamado inesperado lo desafió a ponerse en otro lugar.

El Mono atiende el teléfono y se ubica tranquilo en un rincón de su casa en el que a veces se corta la señal. Dice que nunca esperó las repercusiones que tuvo su paso por el reality Masterchef Celebrity de Telefe y revela que para que aceptara participar la producción le hizo una “jugarreta”. Le mintieron acerca de las condiciones que necesitaba para cocinar.

“Me dijeron que nos iban a dar una mano. Los días anteriores al primer programa yo no podía dormir de ansiedad esperando que me llamen para decirme qué tenía que cocinar. El último día llamé a un productor y le dije ´creo que te olvidaste de pasarme la receta´. Él me respondió que no nos pasaban nada antes y me dijo que a todos nos habían hecho una mentira piadosa porque si no, no íbamos a aceptar”, cuenta. 

Su paso por el programa fue muy breve pero contundente para su exposición y sobre eso asegura: “No esperaba todo lo que está sucediendo después de mi salida del programa, creo ellos tampoco pensaban que iba a tener esa repercusión”.

El músico dice que casi no mira televisión y no quiere ser definido como “mediático”.  “Mediático es Guido Suller, yo no”, sentencia y agrega: “Yo diría que con esto mucha gente descubrió que mi banda es popular y federal, que me conocían en todo el país por lo que hago. Recorrí miles de lugares”.

El Mono asegura que desde chico quiso cultivar un perfil bajo pero que nunca lo logró porque siempre estaba metido en algo. Y eso se traslada hacia hoy, cuando su cara está en todos los portales.

Consultado específicamente sobre la explosión de disgusto que se vivió en las redes por su salida del reality y las críticas a la producción, el Mono dice: “No sé si la producción dijo algo después de mi partida, yo estoy pensando en otra cosa. Me llegan miles de mensajes, me llegan los memes. Me divertí mucho. Lo del domingo fue una causa popular”. 

Y luego se pone más reflexivo: “No sé si le servía al programa o no, pero sé que se generó un fenómeno. Los programas míos eran grabados desde hacía un mes. Cuando el programa empezó a funcionar yo ya no estaba ahí, estaba en mi casa, pateando mi cocina, volviendo al arroz para los perros”. 

Meses difíciles

El músico relata los últimos meses como muy tristes. Una banda que tenía un promedio de entre 80 y 100 shows al año se vio obligada a parar –como todo el mundo- e intentar buscar otras alternativas. Fue por esa razón que cuando lo llamaron de la tele quiso medirse en un nuevo desafío que le ayudara sobre todo al ánimo porque, como cabeza del grupo, sentía la presión de darle respuesta a esas familias que hace meses no generan ingresos.

“La cuarententa y la pandemia me tenían apesadumbrado, triste, deprimido por no tener una perspectiva. Somos más de 20 familia dependemos de salir a tocar todos los fin de semanas”, arranca contando y luego se explaya relatando que consultó con su círculo íntimo si aceptar ir a la tele o no.

La respuesta fue unánime: “Todos me dijeron que me iba a hacer bien a la cabeza”. Cuenta además que más que la exposición mediatica le preocupaba la exposición al virus porque él tiene una madre mayor a la que tiene que ayudar a diario. “Cuando llegó esta propuesta tuve que ser un poco egoísta y pensar un poco en mí”, dice.

De los entretelones de las grabaciones cuenta que eran tan exigentes que las vivía como si fueran cinco shos juntos de Kapanga. “Cada día de grabación era como un fin de semana de gira”, asegura. Revela que entre las buenas experiencias que le quedaron del programa está la relación con sus compañeros.  “Tenemos un grupo de whatsapp en el que hablamos de todo. Yo no soy mucho de los grupos, debo tener sólo cinco, pero me gusta estar ahí”, dice y cuando se le consulta sobre el nombre del grupo se ríe y dice que se llama “Cocineros top”.

Kapanga, show y actualidad

La banda de Quilmes hará su segundo show vía streaming el sábado. El Mono dice que «no es lo mismo» que tocar en vivo y que le pone “muy triste” ver los estadios  vacíos. Define ese momento como “raro” y “frío” pero también asegura que es la única manera de sacarse el “óxido” y el “polvo” de la pandemia: “Es la única alternativa para que el público que nos quiere sepa que estamos vivos y con ganas. Que estamos intentando generar un ingreso para sostener nuestra estructura”.

Asegura que el show tiene un concepto más bien televisivo con un presentador (el Pollo Cerviño) y un invitado (el Piti Fernández de Las Pastillas del abuelo) y pretende evocar al late nigth show de Ed Sullivan. Y remata con mucho humor: “Es el Ed Sullivan show del Conurbano bonaerense”. 

Sobre el final es pertinente preguntarle cómo algunos de los himnos de la banda (Bisabuelo, Desesperado, por ejemplo) han recobrado vigor con esta última crisis y cómo desde muchos espacios se habla de una nueva ola de emigración. 

“Hay algunas canciones de las que grabamos hace 20 años que parecen hechas ahora. A veces eso me asusta”, dice y confiesa que tiene charlas “muy tristes” con su hijo de 19 años quien dice que se quiere ir del país.

“Cuando hicimos Bisabuelo, mi cuñado se había ido a vivir a España con la crisis del 2001. Ahora lo vivo con mi hijo adolescente. A veces tengo charlas con él que me preocupan. Yo nunca pensé en irme del país, nunca pensé en irme de mi barrio. Este país es muy generoso”, cierra.

Para ver el show

Kapanga night show II. Sábado 24 de octubre. Entradas desde 500 pesos en TicketHoy.

kapanga_1603305112.jpg
mono_masterchef_1603305183.jpg
mono_kapanga_1_1603304977.jpg
kapanga_1603305112.jpg
mono_masterchef_1603305183.jpg