“Al nivel que está Subriel le van a poner peleadores buenos y demostró lo que puede hacer cuando está bien entrenado. Esperamos que con ese resultado suba en las clasificaciones. Para esa pelea estuvo nueve semanas entrenando”, compartió Orengo.

El plan es darle un tiempo de reposo antes de regresar al gimnasio.

“Peleará el año que viene nuevamente. Ahora tiene que descansar porque no está para volver tan rápido. Tiene que coger su tiempo antes de empezar otras vez. El año que viene, Subriel estará peleando por un título mundial. ¿Cuál? Eso no lo sabemos. Cualquiera de los organismos que nos concede la oportunidad la aprovecharemos. Ahora mismo hay dos campeones que tienen todas las fajas de las 140 libras y esta victoria nos va a colocar nuevamente en el panorama. Si Subriel tiene que pelear en una eliminatoria o en calidad de interino para coger la faja mundial, lo hacemos”, concluyó Orengo.