Deportes

27 julio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) advirtió que «el sistema de salud afrontará semanas críticas para evitar el colapso de su capacidad», en el marco del fuerte crecimiento de casos de coronavirus.

Para el gremio, el impacto de las nuevas restricciones dispuestas por el Gobierno nacional «se podrá valorar recién de un tiempo».

«La apertura de prácticamente todas las actividades durante el mes de marzo y el ingreso de nuevas variantes con mayor contagiosidad han colaborado para que el fenómeno de la segunda ola tenga una magnitud superior a la del año pasado. Desde Cicop alertamos públicamente luego de Semana Santa la necesidad de disminuir la circulación de personas para frenar el número de contagios», añadieron los médicos nucleados en ese gremio.

«Como en todos los países del mundo, la dinámica de la pandemia impone momentos de cierre, y durante algunos períodos, permite aperturas parciales»

En un comunicado, indicaron que «como en todos los países del mundo, la dinámica de la pandemia impone momentos de cierre, y durante algunos períodos, permite aperturas parciales» y que «hay consenso de que el momento actual es de cierre de actividades».

«Algunos sectores cuestionan públicamente esta estrategia subestimando la magnitud del problema sanitario y solo contribuyen a que aumente la circulación del virus sin poder ver que el sistema de salud se quedó sin margen para afrontar mayores niveles de contagio e internaciones», indicaron.

Cicop afirmó que las medidas sanitarias «están en sintonía» con los que pide el gremio, aunque consideró que «son insuficientes».

Entre varios puntos, pidió que «se revaloricen los comités de crisis locales, en hospitales y municipios, con participación de los sindicatos, para una mejor gestión de la respuesta frente a la pandemia», y que aumente la velocidad de vacunación «para que las medidas restrictivas tengan un mayor impacto».

«La pandemia ha desnudado como nunca la naturaleza del sistema económico mundial en donde prevalece la lógica de la ganancia por sobre la vida de las personas. La situación de catástrofe mundial exige la liberación de las patentes para poder multiplicar el ritmo de producción de vacunas», subrayó la Cicop.

En ese marco, pidió la «declaración de las vacunas como bien público porque ambas medidas permitirían ampliar la producción a gran escala y salvar millones de vidas en todo el mundo».