“Esta disminución no la había habido nunca en el Departamento. Este año se lograron hacer los esfuerzos y se bajaron esas curvas”, destacó.

Otro aspecto destacado por López Belmonte fue una disminución en los reportes de maltrato a menores que se han registrado durante esta pandemia del coronavirus.

En el 2017 se recibieron 16,933 referidos, en el 2018 unos 12,892, en el 2019 unos 15,598 y en el 2020 se acumulan 9,248 casos.

“Es un dato que también ha sido reflejado en otras jurisdicciones y territorios de la nación americana. Ahora bien, un reto con el cual nos enfrentamos, durante la pandemia, es que los niños y jóvenes menores no están asistiendo a las escuelas o a los centros de cuido, como medida de prevención ante el COVID-19, por lo que carecemos de los profesionales y colaboradores que detectaban las señales de maltrato y hacían los debidos referidos a nuestra agencia”, manifestó el funcionario.