Deportes

21 abril, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Filmado desde un dron: lo pescaron in fraganti cobrando una extorsión y se quiso escapar nadando

Filmado desde un dron: lo pescaron in fraganti cobrando una extorsión y se quiso escapar nadando

El comerciante de Villa Gobernador Gálvez al que le exigían $300 mil denunció el hecho a la Justicia y se armó una entrega pactada. Dos detenidos.

Todo comenzó el 10 de septiembre cuando la familia del comerciante de 49 años recibió la primera nota amenazante. El 29 de ese mes, llegó la segunda.

Dos detenidos por extorsionar a un comerciante de Villa Gobernador Gálvez. Antes de caer, uno de los delincuentes quiso escapar nadando.

Dos detenidos por extorsionar a un comerciante de Villa Gobernador Gálvez. Antes de caer, uno de los delincuentes quiso escapar nadando.

Ya sabés quiénes somos, no hace falta que tire datos de tu familia”, comenzaba el texto escrito a mano y con letra imprenta en una hoja rayada arrancada de un anotador.

Yo no quiero ser malo pero dejé una nota en tu local y no hicieron caso. Esta es la última oportunidad para comunicarse o aguanten las consecuencias”, seguía la amenaza y dejaba un número de teléfono antes del párrafo final: “Repito, no quiero matar a nadie de su familia pero no jueguen conmigo”.

Con todo esto, el comerciante extorsionado fue a la Justicia y en las últimas horas, con orden de la fiscal Andrea Aronne, la Agencia de Investigación Criminal de Santa Fe detuvo a dos delincuentes en el marco de una entrega controlada del dinero que exigían.

Antes de caer, uno de los delincuentes quiso escapar nadando.

Antes de caer, uno de los delincuentes quiso escapar nadando.

El operativo encubierto se hizo en la zona de avenida San Diego y Caseros, cerca de las vías del ferrocarril y también a metros del arroyo Saladillo.

Cuando los delincuentes se dieron cuenta de que todo era una treta, intentaron darse a la fuga. Incluso, uno se tiroteó con los policías encubiertos.

Lo más curioso de las detenciones es que uno de los ladrones, el que agarró el dinero, salió a la carrera hacia el arroyo Saladillo, se tiró al agua y empezó a huir a nado.

Lo que les secuestraron a los detenidos.

Lo que les secuestraron a los detenidos.

Pero no llegó muy lejos: los policías lo obligaron a volver a la orilla, donde finalmente lo arrestaron.

A los delincuentes les secuestraron una pistola calibre .22, tres celulares y las llaves de una moto marca Honda y ya están a disposición de la fiscal Aronne.