Deportes

25 febrero, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Gastón Ávila, el «nuevo Samuel» que pide pista en la defensa del Boca de Miguel Russo

Viene de ser figura en el último amistoso y peleará por un puesto con Lisandro López, Carlos Zambrano y Carlos Izquierdoz. Nico Burdisso, Rolando Schiavi y el Patrón Bermúdez dicen que tiene el ADN xeneize.

Ávila espera su chance en el equipo.

Así fue como Boca cambió su estrategia. Ante la partida del paraguayo Junior Alonso -expresó problemas personales, pero sus intenciones eran volver a cobrar en dólares en un país con un mejor acceso cambiario- se analizaron posibilidades.

Incluso talló el apellido de William Tesillo, un colombiano que en León de México creyeron irremplazable y lo cotizaron en 6 millones de dólares. Imposible para Boca y la economía argentina. En medio de ese escenario, el club mejoró el contrato de Carlos Izquierdoz y terminó con el malestar del central, quien había quedado con un dólar 2019 muy desactualizado.

Entre análisis de promesas jóvenes, un mensaje a Marcos Rojo para tener en claro sus intenciones y una postura de no invertir salvo un pleno que conformara a todas las partes, en el dia a día el club encontró soluciones puertas adentro. Porque el chico Gastón Ávila empezó a mostrar que le sobraban condiciones para imponerse en una zaga en la que solo él quedó como zurdo.

Russo lo analizó. También Román. Y ya con la fecha del fútbol argentino corrida, el calendario les hizo un guiño.

💪🏽👏🏼💙💛💙

 


«Tenemos cuatro marcadores centrales para jugar la Copa y solo una etapa del torneo local, debemos probar si Ávila puede probarse en el club», contaron desde la intimidad del Consejo de Fútbol.

Para el CT, el rosarino de 19 años que solo utilizaron un puñado de minutos como lateral izquierdo, es un jugador con una gran proyección, fuerte, con técnica y agresivo en la marca. De hecho lo pensaban como una fija titular en la Copa Superliga que se diluyó el 14 de marzo.

Ávila pasó un tamiz más que importante para el Mundo Boca. No solo lo eligió Nicolás Burdisso, conocedor del puesto. También lo tuvo bajo su mando Rolando Schiavi, otro zaguero con ADN del club. La última observación fue del Patrón Bermúdez. Los tres coincidieron en que tiene potencial en azul y amarillo. Ponerle la etiqueta de «un nuevo Samuel» suena demasiado aventurada, pero admiten que su personalidad es similar.

Burdisso fue quien incorporó a Ávila. (Foto: Archivo Clarín).

Burdisso fue quien incorporó a Ávila. (Foto: Archivo Clarín).

En Europa creen lo mismo. Porque cuando Boca lo capturó -todavía le resta comprar el 40 por ciento del pase- ya se perfilaba para una salida a Portugal o España. Ávila, en selecciones juveniles, fue compañero de zaga de Leo Balerdi, el pibe que el club transfirió al Borussia Dortmund en 18 millones de euros.

¿Por qué tardó tanto en aparecer? Porque una lesión de ligamentos lo sacó de las canchas en 2019 y después de mostrar en la Reserva que tenía una cualidad distinta: marcar goles. Hizo 5 en 7 partidos. Luego de la lesión le costó volver a posicionarse.

Hasta el ensayo del sábado, cuando Miguel Russo lo probó al lado de otro pibe: Renzo Giampaoli. Allí, Ávila volvió a demostrar que está para ser examinado con los titulares e incluso volvió a dejar su huella: convirtió dos goles ante Estudiantes de Rio IV, ambos de cabeza, aunque uno se lo anularon. En el CT de Miguel tomaron nota.

Gastón Ávila espera su oportunidad, pero ya debutó oficialmente.

Gastón Ávila espera su oportunidad, pero ya debutó oficialmente.

Tendrá que luchar por un sitio con Lisandro López y Carlos Zambrano pero también con Carlos Izquierdoz, hoy subcapitán. Pero su condición de zurdo le abre una puerta distinta y que él deberá aprovechar en cada encuentro.

La idea de Russo es darle pista en los encuentros del torneo local, cuando los titulares se enfoquen en la Copa. Quizá, la pandemia termine siendo el mejor aliado de un pibe el que Boca cree tener más de una solución.