En la etapa B de la primera fase, se incluyen policías, primeros respondedores, empleados del Departamento de Educación y trabajadores esenciales. La etapa C de la primera fase incluye personas con enfermedades crónicas tales como diabéticos, personas con problemas respiratorios o condiciones cardíacas, pacientes renales y aquellos que están inmunocomprometidos.

Estas fases pueden ir llevándose a cabo paralelamente, según la disposición de vacunas.

Mientras, la segunda fase incluye vacunar a personas mayores de 16 años y sin problemas de salud o condiciones preexistentes. Según el plan establecido, esta fase, que incluye a la mayoría de la población, se extendería hasta los meses del verano.