Deportes

19 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Hernán Cattáneo y su experiencia viviendo fuera de Argentina: “En menos de un año me civilicé”

Una entrevista al DJ Hernán Cattáneo publicada el último fin de semana resonó en las últimas horas en redes sociales a partir de algunos comentarios vertidos por el experimentado DJ en relación a su experiencia viviendo en distintas ciudades europeas.

En diálogo con Infobae, el reconocido pinchadiscos y productor electrónico dejó algunas frases que dan cuenta de su visión respecto al país y de cómo eso se modificó a partir de su estancia prolongada en Londres y Barcelona.

“Yo siempre tuve la sensación de que a todos los argentinos, cuando nacen, el gobierno debería darles un voucher para que, en lo posible, antes de los 25, vivan afuera y experimenten lo que son otras sociedades. Todos los argentinos deberían tener esa posibilidad. Y que después vuelvan. Probablemente seríamos todos mejores argentinos y este país tendría un poco más de esperanza”, expresó al ser consultado por el periodista Sebastián Fest por aquellas personas que actualmente están considerando instalarse fuera de Argentina.

“Cuando viviste afuera te transformas en otra persona. Cuando viviste afuera un tiempo te das cuenta de que sos otra persona. Yo de joven fumaba, y tiraba el cigarrillo por la ventana, sin dudarlo. Llegué a Londres y era inaceptable. En menos de un año me civilicé”, añadió luego utilizando un término con una particular carga histórica en el contexto nacional por su relación con Domingo Faustino Sarmiento y su libro Facundo o civilización y barbarie en las pampas argentinas.

En esa misma charla se refirió a un episodio que vivió en la cancha de Boca (equipo del cual es hincha), en ocasión del famoso partido entre el local y River que terminó siendo suspendido (y dado por ganado a los “millonarios”) por el episodio del gas pimienta arrojado a la manga de ingreso del equipo visitante.

“Cuando volví de Europa no iba a la cancha, pero un amigo me convenció de ir a ver un partido con River en la Bombonera. Yo estaba acostumbrado al Camp Nou, que es como el Teatro Colón”, relató Cattáneo. “Recuerdo que filmaba la salida de Boca a la cancha para decirles a mis amigos españoles que eso es el fútbol de verdad, y no el de ellos. Estaba entusiasmadísimo, pero en el entretiempo llegó el tema del gas pimienta, y me sentí muy incómodo, porque ahí de golpe se me cayó la Argentina encima”, precisó.

“Yo quería que ganara Boca, y si era posible con un gol de caño, mejor. Pero la gente en la cancha lo que quería era que los de River se murieran, no ganarles. Si podían entrar y matarlos lo hacían. Y me di cuenta de que yo no tengo nada que ver con eso. En una hora me cambió la perspectiva totalmente”, indicó Cattáneo, quien luego sentenció: “No quise tener nada más que ver con eso y no volví nunca más a la cancha”.

Al volver sobre su opinión sobre el país, el músico sostuvo:“Yo soy una persona optimista, pero voy perdiendo el optimismo, porque veo que nos entrampamos cada vez más en las mismas cosas irrelevantes, en las peleas que no tienen sentido en vez de tratar de encontrar en qué estamos de acuerdo. Y a su vez, como alguien que ha viajado muchísimo, me deprime y amarga ver como lugares con muchísimo menos que nosotros y que están mucho mejor que nosotros”.

“Todos los gobiernos echándole la culpa al anterior. Estoy muy decepcionado con todos los gobiernos de la Argentina. Casi que no recuerdo un gobierno bueno que hayamos tenido”, agregó después. Y definió: “Yo no creo que todo lo que hizo el kirchnerismo esté mal ni que todo lo que hizo Macri estuvo mal. Pero el país es como un gran partido de fútbol. Y a nadie le importa el bien común”.

Finalmente, volvió a reflexionar sobre la importancia que tuvo para él el hecho de vivir en otras partes del mundo.

“El mejor regalo que uno puede hacerse a uno mismo es vivir afuera un año o dos. Si son chicos jóvenes irse a estudiar o terminar la secundaria y hacer la universidad o trabajar”, sentenció. “Está lleno de chicos argentinos por el mundo, en Australia, Canadá, me los cruzo siempre. En todas partes del mundo: sobre todo porteños, cordobeses y marplatenses. Los ves felices y ves que solo podés mejorar estando un tiempo afuera, mal no te puede hacer. Volvés mejorado”, definió.

“Yo era el que tiraba el papel por la ventana y ahora no lo hago más. Pero aprendí de civismo. Vas afuera y ves que hay políticos mejores que los nuestros, volvés y podés exigirles. Te parás del lado de la verdad, no del que te quieren vender. Cada uno encuentra su lugar, pero vivir afuera es un plus. Yo a mis hijas, cuando termine la secundaria, les diría que se vayan un par de años afuera. Dos de mis hijas nacieron afuera, pero son argentinas, y quería que lo fueran. Que se conectaran con la familia y los amigos, que son de las mejores cosas que tenemos como sociedad”, cerró Cattáneo.

Cattaneo_La_Voz_1613596702.jpg