Cuando la embarcación se detuvo, los agentes abordaron el bote y detuvieron a las dos personas a bordo, de nacionalidad estadounidense.

Una tripulación de helicópteros de AMO llegó al lugar para ayudar en la recuperación del contrabando, que incluía 34 paquetes de cocaína con un peso cercano a los 35 kilos.

La DEA y HSI asumieron la custodia del contrabando y de las personas para su investigación y enjuiciamiento.