Deportes

30 julio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) aprobó la propuesta de Plan Fiscal 2021, que proyecta dos años continuos de buen crecimiento económico para 2021 y 2022, pero bajo la advertencia de que ese buen desempeño viene impulsado por fondos federales y el gobierno necesita adoptar cuanto antes unas importantes reformas estructurales que permitan un crecimiento económico sostenible.

Los miembros de la JSF coincidieron en respaldar el plan y las propuestas que contienen, así como en reiterar la necesidad de adoptar las recomendaciones de reformas estructurales para que Puerto Rico no vuelva a caer en serios problemas fiscales una vez pase el efecto positivo de todo el dinero federal que está llegando para mitigar la pandemia del COVID-19 y para la reconstrucción por los daños provocados por los desastres naturales del huracán María y los terremotos.

Tal como había anunciado poco antes de esta 27ma reunión pública, la directora ejecutiva de la JSF, Natalie Jaresko, aseguró que el Plan Fiscal 2021 provee una oportunidad para sacar adelante la economía de Puerto Rico, sacando el mejor provecho del flujo de fondos federales, para crear mejores condiciones para hacer negocios y expandir la participación laboral, mejorar el sistema de educación y lograr mejoras en la infraestructura, entre otras reformas necesarias.

En su presentación, Jaresko subrayó que el Plan acogía solicitudes del gobernador, tales como una reforma para empleados del servicio público, $10 millones para el Centro Comprensivo del Cáncer, más de $80 millones para mejoras en las carreteras, $50 millones para la celebración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, casi $3 millones de fondos adicionales para las divisiones especializadas de violencia doméstica, crímenes sexuales y abuso de menores del Departamento de Justicia, y más de $3 millones adicionales para trabajadores sociales, técnicos de servicios sociales y servicios de protección a menores.

El gobernador Pedro Pierluisi agradeció a la JSF que acogiera algunas de sus recomendaciones y se expresó en general de acuerdo con el plan. Sin embargo, presentó algunas objeciones y sostuvo que le hubiera gustado ver más colaboración antes que se emitiera la propuesta de plan fiscal.

Pierlusi lamentó la negativa de la JSF de incluir estimados de lo que anticipa sería un financiamiento razonable del programa Medicaid de Puerto Rico por parte del gobierno federal, asegurando que hay un compromiso del Congreso de, cuando menos, no reducir ese financiamiento.

“Al no incluir ese financiamiento adecuado del programa de Medicaid por parte del gobierno federal, afecta todas las proyecciones y hace que la Junta imponga recortes financieros a través de todo el gobierno, que no son necesarios y afectarán la capacidad del gobierno para proveer todos los servicios esenciales que la gente espera que provea”, sostuvo Pierluisi.

El gobernador también condenó que la JSF insistiera en recortar las transferencias de fondo del gobierno central a los municipios, así como la insistencia impedir que el gobierno financie la participación de empleados municipales en el plan médico estatal Vital, así como en eliminar el pago del bono de Navidad a empleados municipales.

Asimismo, lamentó la insistencia de la JSF en recortar asignaciones a la Universidad de Puerto Rico (UPR), agregando que su presupuesto ya se había recortado demasiado en años recientes. “No hay necesidad de continuar en esa línea”, afirmó.

Pierluisi también condenó que se mantenga la propuesta de más recortes a los pensionados, reiterando que son una clase que ya ha sufrido suficientes recortes.

No obstante, el gobernador expresó su acuerdo con llevar adelante las reformas estructurales que pide la JSF para buscar un crecimiento económico sostenido.