Deportes

19 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

La antesala de una revolución cultural: A 60 años del debut de los Beatles en The Cavern

Este martes 9 de febrero se cumplirá el 60º aniversario del debut de The Beatles en The Cavern, una sala de conciertos de conciertos de su Liverpool natal. 
 
En ella, el cuarteto solidificó sus rasgos expresivos y pavimentó su camino al éxito planetario luego de 300 shows, de acuerdo a cálculos de beatlemaníanos. 
 
La historia oficial dice que los Beatles debutaron en la húmeda The Cavern el 9 de febrero de 1961, en el marco de una sesión que ofrecía a la hora del almuerzo. En el marco de una lunch session, en definitiva, desarrollada entre la una y las dos de la tarde. 
 
Además, precisa que lo hizo como quinteto, formado por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison, Pete Best (el baterista luego reemplazado por Ringo Starr) y Stuart Sutcliffe (abandonó a la banda al poco tiempo). 

La sala, ubicada en el 10 de Mathew Street, había funcionado originalmente como club de jazz, pero a partir de ese momento se convirtió en el espacio de residencia de esta formación que despertaba pasiones al borde la histeria. 
 
Para mensurar el impacto que The Cavern tuvo en la historia de los Beatles,  vale agregar que fue allí que los descubrió el preciso y tenaz Brian Epstein, quien les propuso representarlos tras flashear durante un show ofrecido nueve meses después del citado debut.  

Ya consolidado en su puesto, Epstein sugirió abandonar la estética de chicos malos o despreocupados en favor de otra más atildada que contempló corbatines y sacos. Menos consistentemente, también se los apunta como el responsable del despido de Best. 
 
De todos modos, el máximo legado de Epstein fue el haber conseguido un contrato discográfico para firmar. 
 
La última aparición en The Cavern de la máxima banda en la historia de la música pop se produjo el 3 de agosto de 1963, cuando ésta ya había  publicado su primer disco y logrado sus primeros “números uno” con Please please me y From me to you.
 
Tras haber sobrevivido a varias amenazas de cierre y a una demolición, The Cavern se convirtió en cita obligada del turismo musical en Liverpool, además de mantener su esencia con actuaciones eventuales de nuevos talentos musicales y de bandas tributo.
 
Paul McCartney, de hecho, actuó allí en 2018. Ofreció un show caliente d dos horas, en el marco de una movida promocional que no desestimó entusiasmo personal. 

 
Lamentablemente, The Cavern no ha podido sobreponerse a la pandemia y afronta el desafío de sobrevivir a los perjuicios económicos. 
No la tiene fácil: de acuerdo a declaraciones de Bill Heckie, uno de sus directores, las medidas sanitarias impuestas por Reino Unido hicieron que, como negocio, The Cavern pierda 30.000 libras semanales.
 
 
 
 

Los Beatles, rockeando duro en The Cavern.