Deportes

25 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Los agujeros negros no son aspiradoras cósmicas.

Así lo aseguró la ganadora del Nobel de Física Andrea Ghez.

Madrid. Andrea Ghez es una de las tres ganadoras este año del Nobel de Física por descubrir que en el centro de la Vía Láctea existe un agujero negro supermasivo. Unos misteriosos objetos que, en contra de la creencia popular, no son una especie de aspiradoras cósmicas que se tragan todo lo que está a su alcance.

Las investigaciones de Ghez, en paralelo con las de Reinhard Genzel, otro de los ganadores, han seguido el movimiento de las estrellas en el centro de nuestra galaxia para determinar que hay un objeto compacto supermasivo que, según los conocimientos actuales, solo puede ser un agujero negro, donde la gravedad es tan fuerte que ni la luz puede escapar.