Deportes

2 marzo, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Mariano Martínez, de Attaque 77: “No estuvo mal parar”

En el mundo Attaque 77 hay clima de expectativa y de reencuentro. Eso transmite Mariano Martínez del otro lado del teléfono, mientras ultima detalles para lo que será el concierto retrospectivo vía streaming que realizará el trío para festejar 33 años de trayectoria.

“La historia de Attaque por Attaque”, es el leitmotiv del show de este viernes que brindará el grupo desde Buenos Aires para el resto del mundo. Y no sólo es una oportunidad para volver a tocar frente a su público. También representa una excusa para recuperar algo de la dinámica de trabajo –y vida– que Martínez comparte con el baterista Leo De Cecco y el bajista Luciano Scaglione.

“Estuvimos más de cuatro meses sin vernos. ¿Para nosotros sabés lo que fue?”, admite el guitarrista y cantante, que inmediatamente asocia este show con una especie de nuevo punto de partida para la banda que en 2019 editó Triángulo de fuerza, su primer disco en una década.

“Está bueno porque hay una energía renovada, hay ganas de volver. Está bueno lo que se está armando. Son muchos años, muchos discos, y se nos ocurrió esto de contar nuestra historia”, explica sobre el espectáculo que implicará un recorrido por la carrera de Attaque 77 también a partir del relato de sus protagonistas, que prometen anécdotas y más de un recuerdo increíble.

“Al hacer un show vía streaming muchas personas en cualquier parte del mundo tienen la posibilidad de verte, y por ahí hay mucha gente que nunca fue a un show. Fantaseando un poco con esa idea se nos ocurrió esto de contar nuestra historia, o una síntesis dentro de lo que se puede en un solo recital”, describe Martínez.

“Me consta que hay mucha gente que quiere saber. Desde detalles de la cuestión técnica hasta anécdotas como la del debut del grupo, cuando nos presentó Omar Chabán. Hay muchas cosas para contar y creo que es una oportunidad única en ese sentido: nosotros mismos tocando y contando la historia. Es como si fuera una especie de ensayo público, tiene un poco de ese espíritu. Me parece un lindo encuentro, por lo menos en estos tiempos”, agrega el músico, que garantiza un concierto más extenso a lo acostumbrado.

Y en relación con el formato virtual, sintetiza: “Es una herramienta que va a funcionar junto con los shows con público, como eran antes. Creo que el streaming se va a quedar como opción para los que no pueden ir, o están lejos. Es una manera de estar en todos lados a la vez”.

–Attaque 77 siempre se caracterizó por girar mucho. ¿Cómo les impactó el parate obligado por la pandemia?

–Al principio fue muy angustiante, con la incertidumbre de no saber qué va a pasar. Con el correr de las semanas fuimos comprendiendo que por ahí hay también un aprendizaje en todo esto. Este grupo ya tiene 33 años de carrera, empezamos cuando éramos adolescentes, yo tenía 16 años. Nunca paramos, entonces no estuvo mal parar y eso te pone en la situación de reordenar un poco los valores. Hace un tiempo decíamos ‘guau, cuando nos juntemos a ensayar va a ser una fiesta’. Y antes de la cuarentena ensayar nos daba paja. No ensayábamos nunca. Ahora estamos ensayando como si tuviéramos un grupo nuevo. Me parece que eso es muy significativo. Es volver a valorar lo más pequeño, lo más importante también. Por ahí antes de todo esto vivíamos dándole importancia a cosas que no lo son tanto, o dejando para otro momento cosas que son importantes, como el encuentro con las personas queridas y los afectos. Eso es un aprendizaje muy importante.

Amor y distancia

La pandemia también afectó a Martínez en cuanto a la posibilidad de volver a Tanti, donde vive desde hace años. Desde que comenzó el aislamiento, el guitarrista comparte convivencia con Valeria Lynch, su actual pareja y socia creativa, con quien está preparando nuevo material para un disco.

–¿Cómo influye el vínculo sentimental a la hora de trabajar con Valeria?

–Desde que se me convocó para ser productor artístico de sus discos se va renovando ese compromiso de generar música nueva. Estamos trabajando en material para un futuro disco de ella. Es una artista muy completa, entonces hay muchas cosas interesantes que se van armando. Cuando uno está en esa frecuencia y en ese impulso creativo, cuando uno no se aburre y hace lo que le gusta, genera siempre una onda muy positiva. Yo no soy una persona que trabaje con un libreto. Se genera mejor clima de trabajo dependiendo la onda que haya. Obviamente, nosotros nos llevamos muy bien y tenemos un vínculo que facilita mucho todo eso. Estamos todo el tiempo en una situación de ‘¿qué hacemos hoy?’. Una canción nueva, seguir trabajando en un show, un próximo disco. Siempre hay algo para hacer, así que está buenísimo.

–¿Cuándo tenés pensado volver a Tanti?

–El primer mes de cuarentena me sentí un poco angustiado de estar lejos, de no estar ahí. Después me fui acostumbrando a la idea, empezaron a surgir cosas para hacer con el grupo, va cambiando la onda y uno va activando en ese sentido. Volveré pronto, ya para el verano seguramente estaré por ahí. Estoy muy en contacto con toda mi gente de ahí. Tengo a mis padres, a mi hermana, amigos. Siempre con la preocupación de ver cómo van llevando el tema de la pandemia. Y encima el tema de los incendios, que es muy angustiante. Hace un tiempo hubo fuego cerca de mi casa y estuve hablando con mis vecinos, con mucha preocupación y mucha tristeza. Todos los años tenemos este problema en la sierras, pero parece que este año es muy, muy bravo. Ahora con la esperanza de que llueva pronto, y por supuesto de que se genere una conciencia para tratar este y otros temas con responsabilidad y compromiso.

Para ver

«La historia de Attaque por Attaque» se realizará este viernes a las 22 y la banda tocará en vivo desde Strummer Bar. Las entradas se consiguen a través del sistema LivePass y tiene un valor de $ 500 más el cargo por el servicio.

Attaque 77 (Gentileza, Guido Adler)