Deportes

1 marzo, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

MasterChef Celebrity: el jurado cambió las reglas del juego y los participantes se rebelaron

El jurado vistió la camiseta de su equipo en una noche a puro fútbol.
El jurado vistió la camiseta de su equipo en una noche a puro fútbol.

Noche futbolera en Masterchef Celebrity, con pelotas, comida acorde, pases de facturas en profundidad y chicanas varias. Aunque, a decir verdad, no fue precisamente un match que se destacó por su «fair play».

Pero hay que ir por partes. La jornada comenzó con los tres jurados, Dolli IrigoyenDamián Betular y Donato de Santis, saliendo de un improvisado túnel inflable con la camiseta puesta de sus equipos.

A continuación, y mientras los cuatro participantes (faltó Leti Siciliani por problemas personales) no podían creer lo que veían, apareció en escena Daniel «Rolfi» Montenegro para llevar adelante la consigna de la noche: hacer preparaciones similares a las que se venden en la cancha alrededor del mundo.

MasterChef Celebrity. Los participantes se enfrentaron en un desafío con ambiente futbolero – Fuente: Telefe

A su turno, Rolfi fue cabeceando pelotas correspondientes a cada país hacia cada uno de los concursantes. Por supuesto, esto dio pie a un juego improvisado de ida y vuelta, en el que no solo se sumaron Belu Lucius, Boy Olmi, Fede Bal y el Turco García, sino también Santiago del Moro, Damián Betular y Donato de Santis. Luego de unos minutos, las habilidades individuales dejaron claro por qué unos están de un lado de la mesada, y el resto de la otra.

Despedido el invitado y comenzada la faena, el cuarteto en competencia recibió muy feliz la noticia de que el desafío iba a ser solo por las medallas de beneficios, esa noche nadie quedaba sentenciado.

MasterChef Celebrity. El Turco cabeceo la pelota con «Rolfi» Montenegro y Damián Betular

Pero la alegría les duró cincuenta, de los sesenta minutos que tuvieron para preparar sus platos. Porque sobre la hora, Damián Betular les pidió parar y anunció: «El Turco todavía no tiene el relleno, Federico tiene los calamares sucios, Belu recién va por su primera pizza rellena y Boy no tiene la (salsa) pico de gallo hecha. Cambiamos de opinión, uno de ustedes va a la gala de eliminación directa, así que pónganse las pilas«.

El anuncio cayó como un balde de agua fría a todos. «¿Qué? No podés jugar con nosotros así. No está bien esto. ¿Dónde está Martitegui en este momento? Es un señor del bien comparado a cómo está Damián hoy. ¿Qué le pasa? ¿Está durmiendo bien?», bramó Fede Bal. Belu Lucius también se alteró: «Ahora no me podés venir a cambiar las bases y condiciones del juego«. Hasta Boy Olmi con su calma se mostró fastidiado. Aunque el peor fue el Turco García, que le echó la culpa de las fallas de su plato al jurado porque lo puso «nervioso».

El cambio de reglas dejó a Boy Olmi desordenado, lo que redundó en una preparación no tan lograda y, al Turco García, con los tomates quemados. Este último fue quien tuvo el resultado menos virtuoso, y por ende, el ticket para un domingo en el que vuelve a pelear el descenso.