Deportes

5 marzo, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Miley Cyrus se muere por volver a la vieja realidad: “Me duele estar sin tocar en vivo”

En una entrevista en radiovisión por RTL 102.5 desde Los Ángeles, Miley Cyrus dijo que realmente le duele pasar un año sin música en vivo. 

“Lo que más amo es ser intérprete, así que siento un vacío, me duele estar un año sin música en vivo”, expresó la cantante norteamericana, en el marco de la promoción de su reciente álbum Plastic Hearts.

“En este contexto no puedo esperar a volver al escenario y cantar las nuevas canciones en vivo, viajar por el mundo y conocer a mis fans”, añadió la artista de 28 años, alucinando por una nueva realidad en la que pueda volver a la ruta. 

Es su séptimo álbum de estudio, Miley Cyrus ofrece 12 canciones, incluidas colaboraciones con Billy Idol, Stevie Nicks, Debbie Harry y Joan Jett, además del simple Prisoner junto a su congénere Dua Lipa.

La tapa de Plastic Hearts fue realizada por Mick Rock, fotógrafo histórico que inmortalizó a artistas como Queen, David Bowie, Lou Reed y Debbie Harry. 


Mick Rock, el fotógrafo de los años salvajes

“Escribí el álbum justo después de un evento que organizo todos los años en Los Ángeles y que ayuda a personas necesitadas”, expresó Cyrus como fundamento. 

“Muchos de ellos pertenecen a la comunidad LGBTIQ+ que es muy importante para mí y son una inspiración para tratar de dar una visión positiva de la vida porque siempre hay dificultades y lo principal es la empatía”, cerró. 

Desde el lanzamiento de Bangerz (2013), Cyrus se puso más experimental y se dispersó. Dieron cuenta de ese proceso Miley Cyrus & Her Dead Petz (2015) o Younger Now (2017).

La estadounidense parecía haber suspendido al personaje agitador y hasta soez de We Can’t Stop y tendía puentes hacia Mark Ronson, uno de los productores más precisos y creativos de la música actual. 

Juntos, propusieron Nothing Breaks Like A Heart, simple al que luego siguió otro producto enrarecido. En este caso, se trató del EP She Is Coming (2019). 

Mucho simple, mucha colaboración, pero de un nuevo disco, ni noticias. 

“Cuando pensaba que el trabajo estaba terminado, todo se borró. Incluso la relevancia de las músicas. La naturaleza me hizo un favor, tal y como lo veo ahora, al destruir lo que yo no podía dejar marchar. Mi casa se incendió, pero me encontré a mí misma en sus cenizas», explica Miley en el sobre interno de Plastic Hearts

Además del citado incendio que se llevó pertenencias valiosas y material grabado, en el proceso de reconstrucción Cyrus también se divorció del actor Liam Hemsworth, lo que la obligó a revisar el enfoque emocional del álbum. 

Otro gran detalle que abona la idea de que Plastic Hearts es milagroso: tuvo que posponer toda su grabación por una operación en las cuerdas vocales y resetear su dependencia del alcohol.

 

Miley, versión fogosa. (Facebook Miley Cyrus)