De acuerdo con el informe preliminar de la Uniformada, la mujer, vecina de Cataño, confrontó al papa del niño de siete años luego de que el menor comenzó a tener una conducta diferente a la usual.

Tras la confrontación, el padre del menor, quien ya no es pareja de la fémina, le confesó a la mujer que había usado el dispositivo electrónico para buscar contenido para adulto en la Internet en hechos ocurridos en la urbanización Las Cumbres Laurel, en San Juan.

Este incidente fue investigado por agentes del Precinto de Caimito, y se le notificó a personal de la División de Delitos Sexuales y Maltrato de Menores del CIC de San Juan, para que continúen con la investigación.