Deportes

18 mayo, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

La pausa en la administración de la vacuna Janssen de Johnson & Johnson contra el COVID-19 en la Isla podría provocar ansiedad en quienes la han recibido. ¿Qué debes saber y cómo proceder si ésta fue la vacuna que te aplicaron?

Primero que nada, debes saber que la determinación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en inglés), para detener la administración de esta vacuna debido al reporte de seis casos de coágulos de sangre ha sido de manera preventiva y hasta tanto el gobierno federal anuncie nuevas instrucciones.

“Es importante aclarar que en Puerto Rico no tenemos ningún caso relacionado al evento adverso, específicamente sobre coágulos sanguíneos. Los seis casos en siete millones de personas al que le fue administrada la vacuna fueron identificados en Estados Unidos. Nos preocupa y estaremos vigilantes”, expresó en la Isla en declaraciones escritas el secretario de Salud, Carlos Mellado.

Igualmente, la directora de la Coalición de Vacunación de Puerto Rico VOCES, Lilliam Rodríguez Capó, señaló que la FDA tomó la decisión correcta. La experta indicó que en esta decisión no está en juego la efectividad de la vacuna Janssen contra los efectos del mortal virus, sino que se ha tomado en cuenta la salud de los ciudadanos en lo que se investiga por qué seis mujeres, de los 6.8 millones de inoculados con esta dosis, han sufrido estos coágulos.

Esta mañana, los CDC y la FDA anunciaron la posposición de la administración de la vacuna Janssen, explicando que revisan “información vinculada a seis casos reportados en EE.UU. de un tipo raro y severo de coágulo de sangre en individuos luego de recibir esta vacuna”.

“En esos casos, un tipo de coágulo, llamado trombosis del seno venoso cerebral (CVST, por sus siglas en inglés), se detectó en combinación a bajos niveles de plaquetas (trombocitopenia). Los seis casos ocurrieron entre personas de 18 a 48 años, y los síntomas se manifestaron entre 6 y 13 días después de la vacunación. El tratamiento para este tipo específico de coágulo de sangre es diferente del tratamiento que puedes ser administrado típicamente. Usualmente se usa una droga anticoagulante llamada heparin para tratar los coágulos de sangre. En este escenario, la administración de heparin podría ser peligrosa, por lo que se necesita administrar tratamientos alternativos”, informaron en declaraciones escritas y adelantaron que los CDC se reunirán el miércoles “con el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) para revisar más estos casos y evaluar sus significancia potencial. La FDA revisará el análisis, pues también investigará los casos” y hasta que este proceso se complete recomendaron detener la vacunación con el fármaco de J&J.

Se aclaró que, al momento, el desarrollo de estos coágulos sanguíneos parece ser “extremadamente raros”.

Pendiente a efectos severos

Las personas que hayan recibido la vacuna de Johnson & Johnson que hayan desarrollado severos dolores de cabeza, severos dolores abdominales, de piernas o dificultad para respirar tres semanas dentro de las tres semanas después de ser vacunados deben contactar a sus proveedores médicos. A los proveedores médicos se les pide reportar eventos adversos al Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a Vacunas en https://vaers.hhs.gov/reportevent.html.

En Puerto Rico, 26,031 personas han sido vacunadas con esta vacuna y, en el caso de VOCES, han sido responsables de administrar unas 12,000 dosis de la vacuna de Johnson & Johnson en las pasadas semanas. Al respecto, se indicó que “no hemos tenido ningún reporte de efecto secundario” y que los pocos casos reportados fueron de fiebre y “un poco de dolor de cabeza, pero no ningún efecto mayor que ese”.

De hecho, los efectos secundarios posibles asociados a esta vacuna son:

En el brazo que pinchado con la vacuna: dolor, enrojecimiento, hinchazón; y en el resto del cuerpo: cansancio, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, fiebre y nausea.

Los esfuerzos de vacunación en la Isla seguirán con las dosis de Pfizer y Moderna, mencionó Mellado.