La segunda masacre del año ocurrió mientras un grupo de cinco amigos que acostumbraba a visitar el lugar para explorar la zona se toparon con el prófugo que desde diciembre se ocultaba de las autoridades en la estructura abandonada y quien abrió fuego contra el grupo asesinando a Alexis Y. Vélez Torres, Nilson D. Pérez Altagracia, y Frankie J. Coss Báez, todos de 19 años y residentes en Caguas.

El individuo, que encabezaba la lista de Los 10 delincuentes Más Buscados en el área de Caguas, fue capturado durante la tarde del miércoles en la avenida Turabo. El arma de fuego no fue ocupada.

Contra Marcano Hernández pesaba una orden de arresto con una fianza de $2.2 millones expedida por la juez Marangely Colón Requejo del Tribunal de Caguas, por el asesinato de sus vecinos Orlando Otero Gómez 29 años y de su padre Orlando Otero Rivera de 54 años, mientras estos discutían el 15 de agosto del 2018 en la calle Panamá de la urbanización Bunker en Caguas.

Hoy también se le diligenciará esa orden de arresto, observó Correa.

Además, el hombre sería acusado próximamente por el asesinato de Lázaro Santiago Vega, de 53 años, ocurrido el 6 de junio del 2018 en la barriada Morales de Caguas tras hacer las admisiones.

La investigación del triple asesinato está a cargo de la agente Lisandra Aponte y la fiscal Ana María Martínez.