“Hablamos de la escuela madame Luchetti en Condado para ver la posible transferencia al Municipio de San Juan para evitar que sea enajenada o que se vaya cambiar de algún lado la fachada arquitectónica. Para mí es importante buscar como preservar ese activo”, dijo para agregar que también abogó por legislación de su autoría para lidiar con los estorbos públicos.

“Son como once medidas, algunas de ellas aprobadas por el Senado y están pendiente en la Cámara. Es finalizar ese proceso, todo sobre San Juan, dirigido a que cuando entremos allí el 11 de enero, tengamos más herramientas para atender los asuntos que le interesan a nuestra gente”, indicó.

Dijo que son proyectos que “tienen un informe positivo o se aprobaron en el Senado y están pendiente en la Cámara”. Agregó que la única medida nueva es la resolución conjunta relacionada con la escuela Luchetti.

A la pregunta de si hubo un compromiso de la Gobernadora de incluir las medidas en la eventual extraordinaria, Romero dijo que “el compromiso de ella siempre ha sido de ayudarme con todas mis medidas y mis propuestas”.