Deportes

21 abril, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Ron Rivera recibió su último tratamiento contra el cáncer y celebró con personal del hospital.

El dirigente de ascendencia boricua logró una victoria el domingo sobre los Cowboys de Dallas.

El entrenador de Washington en el football de la NFL, Ron Rivera, recibió este lunes su último tratamiento contra un tipo de cáncer de piel, dos meses después de ser diagnosticado.

Rivera, quien es de ascendencia boricua (Toa Alta), se enteró en agosto de que tenía un carcinoma de células escamosas, que se considera muy tratable cuando se detecta tan pronto como el suyo. El exjugador de 58 años se perdió un tiempo de práctica pero no juegos, mientras se sometía a tratamientos, y le dijeron que su pronóstico a largo plazo es bueno.

“Me reuní con ambos médicos el martes y el jueves”, dijo Rivera el domingo. “Ambos están muy positivos sobre el progreso que he logrado. Por lo tanto, hasta ahora todo marcha bien. Tengo seguimientos, chequeos y exploraciones aún por hacer. Lo que me han dicho es que todo se dirige en la dirección correcta».