Deportes

30 julio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Secretario de Salud dice que “la muerte” sería la consecuencia mayor de desarreglos en Navidad 2020.

Las fiestas y las multitudinarias visitas a los centros comerciales han expuesto a la población al coronavirus.

La mayoría de la población de Puerto Rico no ha estado expuesta al coronavirus a lo largo de los pasados ocho meses de pandemia, pero se ha tomado la confianza en este periodo navideño de arriesgarse a un posible contagio con fiestas y visitas a centros comerciales atestados, según detallaron este miércoles funcionarios del Departamento de Salud.

El riesgo, según recalcó el secretario de Salud, Lorenzo González, no es tener que enfrentar alguna medida punitiva por violación a la orden ejecutiva que ha impuesto la gobernadora Wanda Vázquez para controlar los contagios. El cuadro es mucho más trágico. Es “la muerte”.

“La consecuencia es la muerte, la más tétrica. Es que una persona se enferme, tenga que ir a un hospital y muera”, afirmó el secretario, durante una extensa conferencia de prensa realizada en el Centro de Convenciones Pedro Rosselló, en Miramar.

Actualmente, el coronavirus ha cobrado la vida de 1,408 personas en Puerto Rico. González auguró que al culminar el año alcance las 1,500 muertes.

Dijo que el cuadro no es muy alentador, pues desde el domingo hasta este miércoles informaron del deceso de 67 personas.

“En los últimos cuatro días 67 muertes. ¿Qué más señales tenemos que enviar?”, se cuestionó.

El titular dijo que no quería ser negativo por ser Navidad, pero destacó que las estadísticas recopiladas por el Registro Demográfico exponen que el 93% de las personas que murieron llegaron a un hospital para ser atendidas por un profesional “y no lo pudieron salvar”. Por ello, insistió en el llamado de protección y de mantenerse confinado con el grupo familiar que vive bajo su mismo techo.

“En guerra avisada no muere gente… En guerra avisada, nadie muere”, afirmó el titular a preguntas de Primera Hora, al exponer que “todos somos responsables” del futuro de esta pandemia.

Entre otras cosas, González reconoció que están lidiando con el problema de que los centros comerciales o “mall” no están cumpliendo con la orden establecida de permitir hasta un 30% de capacidad en su interior. Señaló que la Oficina de Investigación de Salud ha comenzado a hacer visitas y a conversar con la administración de estos centros comerciales.

“La excusa de que esto es una respuesta de cerrar domingo no es válida. Estamos hablando de la vida”, afirmó el secretario de Salud sobre la problemática que enfrentan.

Por su parte, el director de la Oficina de Investigación, Jesús Hernández, no expuso qué medidas se tomarán contra los centros comerciales, más allá de visitarlos y solicitarles que cumplan con la orden ejecutiva. Comentó que “no quisiéramos llegar a nivel de ser punitivo”.

Por otro lado, el portavoz del Fideicomiso de Salud Pública, José Rodríguez Orengo, informó que realizaron un estudio para determinar la cero prevalencia de coronavirus, al cual llamaron Casper. En el mismo se detectó que en Puerto Rico hay una prevalencia de 2.8%.

“Lo que nos dice esta información es que la mayoría de los puertorriqueños no han estado expuestos al virus, no han tenido la enfermedad y no han creado los anticuerpos del COVID-19 por eso es tan importante la vacunación”, afirmó el químico.

Sin embargo, la epidemióloga Fabiola Cruz destacó que “las conductas que estamos teniendo ahora mismo (en las navidades) son muy riesgosas, viendo desde el punto de vista que la mayoría de la población no se ha expuesto. Estamos aumentando nuestro riesgo de que los casos sigan en aumento”.

El llamado que hizo el secretario de Salud es esperar que la mayoría de la población logre ser vacunada para que se puedan tener las “Christmas en July”.