Deportes

14 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Secretario de Salud reitera la intención de reabrir las escuelas aun si se confirma la nueva variante del COVID-19 en la Isla.

Ni la confirmación de la llegada de la nueva cepa de coronavirus detendrá los intentos del gobierno de Pedro Pierluisi de reabrir las escuelas, según afirmó este viernes el secretario de Salud, Carlos Mellado.

“Nuestros niños están sufriendo”, respondió el secretario cuando se le inquirió opinar sobre el efecto que tendría la llegada a la Isla de la mutación del COVID-19.

“Hay depresiones en los niños, hay maltrato que está ocurriendo que son los maestros que los identifican, hay niños pasando hambre y yo creo que se hace apremiante abrir las escuelas en Puerto Rico”, insistió.

Dijo que estas consideraciones tienen más peso a la hora de insistir reabrir las escuelas, sobre todo, cuando se supone que la comunidad haya aprendido a sobrellevar las condiciones impuestas en estos tiempos de coronavirus, que implican el uso de mascarilla y el distanciamiento social.

Expuso que, al final de cuentas, es el padre quien determinará si lleva a sus hijos a clase presenciales o los mantiene bajo las clases virtuales.

“El compromiso del gobierno es abrir las escuelas”, puntualizó Mellado, al enfatizar en el interés de lograr la meta de reabrir los planteles para marzo próximo.

El titular expuso que habrá un sistema de rastreo y se realizarían pruebas en las escuelas para conocer si hay contagios. Indicó que, de encontrar un solo caso en una escuela, la misma sería cerrada.

Asimismo, recordó que ya Salud comenzó un proceso de vacunación de maestros para lograr esta reapertura de los planteles. Hasta el momento, hay 16,100 maestros vacunados.

El doctor expuso que las vacunas de Pfizer y Moderna que se utilizan en las inoculaciones han mostrado efectividad en las 17 variantes del virus.

Ayer, sin embargo, una epidemióloga del Departamento de Salud, Fabiola Cruz, expuso que habría que reevaluar el regreso a las clases antes las nuevas condiciones que traerían las variantes de las cepas del virus.

“El comienzo a clases (presenciales) hay que evaluarlo si la variante, en efecto, está acá. Podría retrasarse (el plan). Tiene que entrar una evaluación bastante rigurosa por prevención y esta variante tendría que tomarse en consideración”, aludió la directora del Sistema Municipal de Investigación de Casos y Rastreo de Contactos de Salud.