Deportes

14 junio, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Todavía sin fecha para el juicio de Héctor O’Neill.

A más de tres años de ser acusado por acoso sexual, el exalcalde de Guaynabo, Héctor O’Neill, regresó este jueves a la sala de la jueza María Trigo Ferraiuoli, del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, para conocer que las fechas para el juicio que se habían separado, que se supone comenzaría el 15 de marzo, quedaron canceladas.

En medio de este proceso legal, el exalcalde dijo estar “perfectamente bien”.

“Aprendí a levantarme a las 9:00 a.m., que desde los 15 años no me levantaba. Ya me acostumbré a levantarme a las 9:00 a.m. y viendo Netflix”, añadió, cuando Primera Hora le preguntó sobre su nueva faena.

Sobre el proceso de juicio, se lo dejó en mano de su abogado Harry Padilla.

“Aquí lo importante es que yo tenga la ley del karma y la esperanza de que todo va a salir bien”, precisó a su salida del Tribunal de Bayamón.

La ley del karma establece que las fuerzas que se han invertido para hacer el bien o el mal volverán a nosotros.

En cuanto al proceso judicial, tanto el abogado de O’Neill, como los fiscales especiales independientes (FEI), Miguel Colón Ortiz y Leticia Pabón, abogaron por no ponerle fecha al juicio, debido a que el caso se continúa apelando tanto en el foro de primera instancia como en el Tribunal Supremo.

“Este caso no va a estar listo para el 15 de marzo”, dijo Padilla.

Mientras, Colón Ortiz afirmó que “todavía hay asuntos por resolver de instancia. Me parece que va a ser una economía procesal no poner fecha de juicio, separar tantos días para un juicio que sabemos que no va a comenzar”.

La jueza fue la primera que abogó por separar todo el mes de julio de 2021 para realizar el juicio. Sin embargo, poco después de haber escuchado los argumentos de los abogados señaló que “no sería lo más práctico señalar un juicio”.

Según resumió Padilla, el Tribunal Supremo tiene bajo su consideración una decisión que se tomó en Primera Instancia y el Apelativo para desestimarle a O’Neill un cargo por violación a la Ley de Ética Gubernamental por aprovechamiento de su posición para obtener beneficio sexual bajo la nueva Ley de Ética.

También está pendiente a que la jueza Trigo Ferraiuoli someta un escrito. Esta dijo que lo haría en las próximas dos semanas.

Además, antes de comenzarse el juicio se tendrían que dar dos cosas. Una es que los FEI le entregue a Padilla un informe sobre la evaluación de un perito de una de las supuestas víctimas. Este informe se analizaría en una vista de necesidad, pues la mujer pide no estar presente en la sala de la jueza a la hora de testificar.

El abogado de O’Neill dijo que se trata de la policía municipal.

Las primeras denuncias de acoso sexual contra O’Neill comenzaron a resonar en octubre de 2016. Las presiones públicas e investigaciones que se desataron llevaron al entonces alcalde de Guaynabo a renunciar a su cargo el 5 de junio de 2017.

El primero de diciembre de ese año fue acusado por varios delitos, muchos de los cuales se han caído en el camino. Actualmente, pesan en su contra tres cargos criminales. Estos son por violencia doméstica en su modalidad de maltrato y de agresión sexual, así como acoso sexual en el empleo.

Primera Hora le preguntó a Padilla si también solicitaría desestimar estos tres cargos que quedan pendientes. Sin embargo, señaló que no revelaría estrategias de defensa.