Deportes

26 febrero, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

Todos los bancos del país se unen en una campaña contra las estafas virtuales

Ante el aluvión de casos, decidieron reforzar el mensaje para que los clientes no compartan sus datos de acceso a las cuentas.

 

En un intento por frenar la ola de estafas virtuales que crecieron notablemente con la cuarentena obligatoria por el coronavirus, los bancos públicos y privados se unieron para lanzar una campaña con mensajes elementales sobre ciberseguridad.

En un comunicado, los bancos expresaron que buscan «advertir a la sociedad ante nuevas modalidades delictivas» y que las entidades públicas, privadas, de capital nacional e internacional que operan en el país realizarán desde este miércoles y durante tres semanas una «campaña de ciberseguridad para difundir mensajes simples a toda la población: no compartir claves ni datos personales y entrar en contacto únicamente a través de los canales oficiales de atención de los bancos».

Las publicaciones serán difundidas en diferentes medios digitales, con un concepto creativo simple y una estética unificada. Para redes sociales los hashtags serán #CuidateDeLasEstafas y #ProtegeTuInformacion.

Como viene publicando Clarín hace meses y en distintas oportunidades, en los bancos están preocupados por la gran cantidad de personas que fueron víctimas de estafadores. Se estima que cada entidad en promedio recibe entre 10 y 15 denuncias por día.

Sucursal del Banco Francés en La Plata. Foto Mauricio Nievas.

Sucursal del Banco Francés en La Plata. Foto Mauricio Nievas.

Muchos de esos fraudes ocurren a través de perfiles falsos en las redes sociales y otros por llamados en los que los delincuentes se hacen pasar por empleados de Anses, del Ministerio de Desarrollo Social u otros organismos públicos con la excusa del cobro del IFE.

En los dos casos, se las ingenian para que las víctimas les brinden sus datos de acceso o recupero de clave. Así logran acceder al homebanking y se transfieren el dinero de las cuentas.

El dinero robado suele ser irrastreable. «Usan cuentas mula. Los que hacen la estafa nunca pone su nombre en este delito. Entonces usan cuentas de gente de bajos recursos a los que les hacen poner su DNI y les dan 800 o 1000 pesos por retirar los fondos», señaló una fuente consultada por Clarín. Otro recurso que utilizan es enviar la plata a distintas cuentas de billeteras virtuales.

Así, al igual que en el «cuento del tío», las víctimas casi nunca recuperan lo robado. «Con todas las herramientas de seguridad que da el banco pasa a ser responsabilidad del usuario si le da la llave de su cuenta a un desconocido», dijeron desde un banco privado.

Por el aluvión de casos, el Banco Galicia tomó la decisión drástica de cerrar su cuenta de Instagram.

“Lamentamos que esto haya sucedido. Nuestras políticas prohíben el uso de nuestra plataforma para causar daños financieros a individuos o empresas a través de mecanismos como la suplantación de identidad y la creación de cuentas falsas, por ejemplo. Tenemos equipos que investigan este comportamiento y eliminan cuentas que infringen nuestras reglas. Aunque logramos eliminar la mayor parte del contenido que infringe estas reglas incluso antes de que las personas lo vean, sabemos que todavía tenemos mucho trabajo por hacer”, señalaron a Clarín desde Facebook.

Ahora las asociaciones bancarias resaltaron que «resulta imprescindible que todas las personas recuerden que no deben compartir información personal y financiera en redes sociales».

Los bancos reiteraron las recomendaciones para no caer en la trampa:

  • Nunca un empleado de un banco va a solicitar:

– Nombre de usuario.

– Contraseña de homebanking o cajero automático.

– Número de token de seguridad.

– Transferencias de efectivo a cambio de un beneficio.

  • Su banco nunca solicitará por mails, SMS, whatsapp, teléfono o por redes sociales: 

– Claves bancarias.

– Número de tarjeta de crédito.

– Token de seguridad.

– Tarjeta de coordenadas.

– Número de cuenta bancaria CBU o Alias.

  • No comparta nunca su nombre de usuario, clave o número de token. No importa el motivo que le argumenten.
  • No acceda a las páginas de los bancos por buscadores de internet.
  • Si el mensaje que recibe por redes sociales, teléfono o correo electrónico le genera dudas, no responda por ese medio. Los bancos y las cámaras que los representan, consideran fundamental que todos los usuarios sigan estas recomendaciones para mejorar la seguridad y así evitar estafas, a la vez que agradecen la difusión de estos mensajes.