A medida que los impacientes estadounidenses aguardan los resultados electorales de los pocos estados que aún no han sido coloreados de azul o rojo, millones de personas en todo el mundo esperan junto a ellos. Y sea cual sea el resultado, muchos esperaban que la democracia estadounidense se fortalezca de alguna manera.

Gathara, el caricaturista y analista keniano, dijo que se siente optimista de que la controversia resulte en una discusión más honesta sobre la democracia.

“Realmente no sé cómo termina”, dijo. “Todos intentamos entender esta cosa de la democracia”.