Deportes

18 mayo, 2021

Mundo Noticias Sol Latina

Periódico Digital

¿Cuáles son mis responsabilidades como persona en este planeta tierra?

¿Cuáles son mis responsabilidades como persona en este planeta tierra?

No es lo mismo vivir que existir; en este estilo de vida- se suele actuar sin responsabilidad alguna, ni  consigo mismo, ni mucho menos con el entorno. Vivir, es fundamentalmente la esencia del yo; sé (conozco) el por qué de mi existencia.

Comparto unas 10 responsabilidades, consideradas primordiales en un ser humano:

  1. Firmeza al conocer la razón del por qué se vive.

Ésta debe ser la razón principal por la cual se vive. Una de las interrogantes que por tiempo inmemorable se ha planteado el ser humano es: ¿Cuál es el sentido de mi vida? La vida es como una “empresa”. Quien la inicia invierte  tiempo, recursos, y personal competente para llevarla  al éxito. Si queremos maximizar esta inversión, entonces requeriremos vivir con claridad de cuál es la finalidad por la cual se vive.

  1. Conocerme a mí mismo.

¿Cuánta honestidad poseo al afirmar que me  conozco mí mismo? ¿Reconozco debilidades y fortalezas, fallas de carácter, miedos, y metas? El autoconocimiento nos lleva a explorar los sentimientos propios; la información revelada determina el proceder correcto.

  1. Equilibrio emocional

Al trascurrir la vida-se van generando heridas muy difíciles de curar- se hace necesario atenderlas, identificarlas, y por consiguiente sanarlas. Quizás la pregunta debiera ser: ¿Qué situación emocional he evitado por mucho tiempo?

  1. Amor propio

El amor propio envuelve confianza y empoderamiento. Quien no se ama, entonces se odia a sí mismo. El amor propio contribuye al éxito en todas las áreas de la vida. Poseemos un alma santa, llena de bondad, y un buen potencial para obtener crecimiento personal.

De vez en cuando debemos preguntarnos- ¿Cuáles son las virtudes que me distinguen como persona?

  1. Mi gran contribución, hace la diferencia en el mundo.

Se tiene  potencial creativo, único para  contribuir eficazmente al mundo. Sin  propósito- no hay futuro,  sin futuro tampoco existe el presente.

La alegría reflejada en el presente depende en gran medida de cómo somos capaces de concebir un buen futuro.

  1. Pensar por mí mismo.

¿Cuál tendencia de vida debo seguir? Existen dos tendencias: una, sigue a las masas porque se cede  ante la presión social al dejar  que otros piensen por uno. La segunda es el ser independiente; la acción de pensar por uno mismo significa: identificar, avalar los valores, prioridades y metas personales. Con lo antes expuesto se vive en términos reales.

  1. Sentido de aprender, y crecer

Aprender debe ser una de las tantas metas alcanzables en la vida de cualquier ser humano; jamás se es ni demasiado anciano ni demasiado joven para continuar aprendiendo. Es interesante que el Judaísmo tenga como mandamiento trascendental estudiar lo que denomina la Torá. Considera entre sus postulados, adquirir conocimiento, y hacer cambios que transformen la vida a través de aprovechar el potencial que se posee. ¡Interesante pensamiento!

  1. Expresar agradecimiento.

Agradecer por “simplemente respirar”, escuchar, ver, sentir, palpar, aprender, por lo bueno, por lo malo, etc…, es de alguna manera “Ley de vida”. Quien da por hecho que todo lo que posee es porque lo merece, está errado. Sólo es feliz la persona que  está contenta con su porción. ¡Ciertamente, todas nuestras porciones son extremadamente ricas!

  1. Dar como estilo de vida.

El concepto “dar” se define como escoger conscientemente darle a  otros “placer”(en el buen sentido de la palabra-no tiene que ver con lo sexual), y no infligirles malestar. Hay una gran diferencia entre dar, y tomar. Dar es una experiencia trascendental, mientras que tomar es característico del ego. Dar debe constituirse en una digna elección del ser humano. ¿Qué mejor lugar que la familia para ejercer el don de dar? ¿Cómo queremos que nos vea la familia? Simplemente entes que toman, pero, ¿no ofrecen?

  1. Siendo parte de algo más grande que yo.

Como seres gregarios  necesitamos estar  unidos a otros para  lograr construir, afianzar, y cuidar de nuestro entorno.   Una palabra de aliento sacude los cimientos de quien está  sumergido en las cenizas de su vida.

 

PD

La lista puede ser completada al añadir otras responsabilidades. El cumplirlas facilita no sólo una mejor convivencia, sino también un continuo crecimiento personal.

¡Garantizado!